19.2 C
Galicia
jueves, julio 18, 2024

Destaca el papel del inventario forestal continuo y del comprado voluntario del carbono de Galicia en Portugal

  • El director de la Agencia Gallega de la Industria Forestal, Jacobo Aboal, participó en la conferencia “Capital Natural – Desafios del Desenvolvimento Sustentável” celebrada en la localidad portuguesa de Loulé
  • El Inventario Forestal Continuo, que ya presentó sus primeros resultados, facilita conocer la disponibilidad real y potencial del recurso forestal para permitir la revalorización de la superficie de coníferas y frondosas para aumentar su rentabilidad
  • Sobre el mercado voluntario del carbono, explicó que favorecerá compensando la de la huella de carbono mediante la participación en proyectos que contribuyen a su reducción o secuestro
  • A mayores, habló de la iniciativa de la Xunta a partir de este 2024 para promover el empleo de la madera en nuevas construcciones de iniciativa pública, utilizándola en hasta un 20% de su estructura

Loulé (Portugal), 3 de febrero de 2024.- A director de la Agencia Gallega de la Industria Forestal, Jacobo Aboal, participó hoy en la conferencia “Capital Natural – Desafios del Desenvolvimento Sustentável”, celebrada en la localidad portuguesa de Loulé, donde presentó a los asistentes el mercado de carbono en el que trabaja Galicia y el Inventario Forestal Continuo.

En su intervención, el director de la Agencia Gallega de la Industria Forestal explicó la funcionalidad del Inventario Forestal de Galicia, del que ya se presentaron los primeros resultados, y que facilita conocer la disponibilidad real y potencial del recurso forestal. Esto, señaló, permitirá revalorizar la superficie de coníferas y frondosas para aumentar su rentabilidad. Y todo, añadió, dentro de una hoja de ruta diseñada a través de la planificación, recuperación y prevención, y que permitirán seguir impulsando la industria forestal-madera de Galicia.

La Xunta, que colabora en esta iniciativa con las universidades de Santiago de Compostela y Vigo, impulsa este inventario para hacer diagnosis adecuadas y constituye, en consecuencia, una herramienta fundamental para la toma de decisiones políticas públicas o empresarias relacionadas con el sector, que permitirá ahondar en el desarrollo sostenible del medio rural, a favor de la política forestal planificada, comprometida, consensuada y verificable.

El territorio gallego cuenta con una superficie forestal de más de dos millones de hectáreas y su actividad forestal genera grandes oportunidades y valor. En este sentido, en Galicia se realiza un aprovechamiento anual de cerca de 10 millones de metros cúbicos al año (en España se aprovechan 17 millones de metros cúbicos en total), lo que supone cerca de 300 millones de euros al año en facturación por venta de madera.

Mercado de carbono
A mayores, Jacobo Aboal también habló del decreto que inició su tramitación a finales del 2023 y que regulará el Sistema de créditos de carbono de la Xunta para iniciar su tramitación. Esta norma permitirá la creación de un comprado voluntario de créditos de carbono propio de Galicia, dirigido a organizaciones públicas y privadas, mismo a la ciudadanía, que se quieren responsabilizar de su acción climática, compensando su huella de carbono mediante la participación en proyectos que contribuyen a la eliminación o secuestro de carbono.

Por lo tanto, permiten que las pequeñas y medianas empresas puedan también compensar sus emisiones y contribuir en la lucha contra lo cambio climático.

Impulso de la madera en la construcción
Una de las metodologías en desarrollo de este comprado de créditos de carbono se podrá alinear con el fomento de la madera en el campo de la construcción, sector en el que cada vez crece más el interés por otros materiales estructurales, como es la madera, para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero dentro de una estrategia de mitigación del cambio climático.

En este sentido, las construcciones en madera ejercen un efecto especialmente beneficioso, debido al prolongado almacenamiento de carbono en los productos a lo largo de su ciclo de vida. Además, se estima que el uso de un metro cúbico de madera en relevo de otros materiales de construcción reduce las emisiones de CO2 a la atmósfera una media de 1,1 a 3,9 toneladas de CO2.

Siguiendo en esta línea, centrada en la reducción de estas emisiones, hasta un 20% de las edificaciones promovidas por el Gobierno autonómico emplearán madera en su estructura, un porcentaje que se introducirá de manera gradual a partir de este año. Esta apuesta se consolida con la convocatoria de 2 millones de euros para incentivar la construcción en madera en el ámbito privado.

Artículos relacionados

- Advertisement -spot_img

ÚLTIMOS ARTÍCULOS