9.2 C
Galicia
jueves, febrero 29, 2024

La organización defenderá en el pleno del Consejo Regulador una nueva línea de trabajo basada en la diferenciación y la puesta en valor de la calidad de las carnes amparadas por la IGP

Uniones Agrarias trabajará para que la diferenciación, la revalorización y la búsqueda de nuevos mercados para las carnes amparadas por la IGP Ternera Gallega se convirtan en el buque insignia del Consejo Regulador durante los próximos años. La organización agroganadera ven de hacer públicas las propuestas que defenderá en el pleno diera Consejo, previsto para el próximo jueves. Una fecha que Uniones espera pueda convertirse en un punto de inflexión y en el inicio de una nueva época que permita conquerir la subida de precios y la puesta en valor que las carnes de vacuno gallegas precisan, y merecen.

El 60% de la carne amparada por la IGP Ternera Gallega se comercializa actualmente en Galicia. Una tendencia que Uniones Agrarias quiere romper, con la vista puesta en la apertura de nuevos mercados, como el HORECA o enclaves geográficos con tirón turístico y mayor poder adquisitivo, que permitan impulsar una subida de los precios de las carnes gallegas vinculada a su diferenciación y calidad singular.

El acuerdo para la revalorización de la ternera gallega impulsado por Uniones Agrarias y firmado por mataderos y cadenas de distribución consiguió que en el último año los precios de la suprema pasaran de los 4,90€ a los 6.08€. Una senda ascendente que no puede menos que considerarse positiva, pero en la que es necesario seguir avanzando para garantizar la rendabilidade y el futuro del sector y de la actividad

La calidad y la singularidad de una carne caracterizada por el su manejo y modo de cría tradicional, vinculado al pastoreo al aire libre y a la alimentación del becerro a base de leche materna, son bazas que el sector no debe dejar pasar para conseguir reposicionar en el comprado la carne de ternera gallega. Un producto que ya disfruta de excelente fama al otro lado de las fronteras gallegas, donde Uniones Agrarias considera prioritario procurar nuevos nichos de mercado.

Después de años de estancamiento de precios y de un último período especialmente complicado para el sector productor, muy tocado por la fuerte subida de los costes de producción derivada de la invasión de Ucrania, Uniones Agrarias entiende que el trabajo desde el Consejo Regulador de la IXP para revalorizar y reposicionar las carnes gallegas resulta prioritario para el futuro de la ganadería gallega. En ese sentido, Uniones Agrarias recordó también la necesidad de que la Xunta de Galicia impulse ayudas directas para compensar la pérdida de la renta sufrida por las ganaderías gallegas en los últimos años. Desde el punto de vista de la organización, no parece lógico que la única compensación que se dio había venido del Gobierno del estado y que el autonómico no haya puesto aún un solo euro para ayudar a un sector muy castigado por los bajos precios y la subida de insumos. Tampoco que el Observatorio de Costes reclamado y comprometido siga sin funcionar como la herramienta de control que el sector necesita para hacer cumplir la Ley de Cadena Alimentaria. En ese sentido, Uniones Agrarias lanza un mensaje al Gobierno gallego para que recuerde los compromisos adquiridos e impulse las herramientas efectivas que las explotaciones gallegas precisan.

Documento con las propuestas de Uniónes Agrarias para el Pleno del Consejo Regulador de Ternera Gallega

 

Artículos relacionados

- Advertisement -spot_img

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com