12.5 C
Galicia
jueves, mayo 30, 2024

La reflexión de un curso de prevención contra el lobo en Pontenova es que mas del 50% de explotaciones ganaderas carecen de ellas.

  • Coexistencia delicada: Ganadería y lobos requieren estrategias de protección efectivas y apoyo gubernamental

En más del 50% de las explotaciones ganaderas, la ausencia de medidas protectoras contra el lobo representa una preocupación constante para los ganaderos, quienes se enfrentan a la difícil tarea de proteger a sus animales mientras coexisten con la fauna salvaje. Esta situación ha llevado a la realización de iniciativas como el reciente curso de prevención de ataques de la fauna silvestre en Pontenova, donde cerca de veinte ganaderos se reunieron para adquirir conocimientos y habilidades que les ayuden a proteger su ganado de manera más efectiva.

La importancia de comprender a los depredadores, en este caso, el lobo, es fundamental para implementar medidas de protección adecuadas. Los ganaderos deben conocer el comportamiento y los patrones de ataque del lobo para poder diseñar estrategias eficaces que minimicen los riesgos para su ganado. Además, deben evaluar las diferentes opciones de protección disponibles, desde cercas y barreras físicas hasta el uso de perros guardianes u otros sistemas de disuasión.

 

El curso no solo se centró en la teoría, sino que también proporcionó a los participantes la oportunidad de poner en práctica lo aprendido en el campo. Esto incluyó demostraciones prácticas de cómo instalar y mantener sistemas de protección, así como la identificación de áreas vulnerables en las explotaciones ganaderas.

Sin embargo, uno de los desafíos más significativos que enfrentan los ganaderos es el costo asociado con la implementación de medidas de protección efectivas. Aunque existen ayudas públicas disponibles, muchas veces estas no son suficientes para cubrir los gastos, lo que deja a los ganaderos con la difícil decisión de invertir recursos adicionales para proteger su ganado.

(Pedro Rojo, nuevo Secretario General de Comunicación opina sobre el tema)

En este contexto, la Asociación de Criadores de Ovino y Caprino de Galicia insta a una mayor implicación por parte de las administraciones para proporcionar apoyo financiero adecuado y orientación técnica a los ganaderos. Esto podría incluir la ampliación de las ayudas disponibles, así como la implementación de programas de asesoramiento personalizado para ayudar a los ganaderos a evaluar y seleccionar las medidas de protección más adecuadas para sus explotaciones.

En resumen, la prevención de ataques de la fauna silvestre, especialmente del lobo, es un desafío complejo que requiere un enfoque integral que combine el conocimiento científico, la experiencia práctica y el apoyo institucional. Solo mediante una colaboración estrecha entre los ganaderos, las autoridades y otros actores relevantes se podrá garantizar la seguridad y la sostenibilidad de las explotaciones ganaderas en áreas donde la convivencia con la fauna salvaje es una realidad.

Artículos relacionados

- Advertisement -spot_img

ÚLTIMOS ARTÍCULOS