28.1 C
Galicia
viernes, julio 19, 2024

La UE impulsa cambios en la PAC para aliviar a los pequeños agricultores

  • La UE respalda eximir de sanciones y controles ambientales de la PAC a los pequeños agricultores”

La última cumbre de la Unión Europea ha marcado un hito clave para el sector agrícola al respaldar la relajación de los requisitos medioambientales asociados a la Política Agraria Común (PAC). Esta medida, propuesta por la Comisión Europea el pasado 15 de marzo, tiene como objetivo eximir de controles y sanciones a las pequeñas explotaciones agrarias, especialmente aquellas de menos de 10 hectáreas, con el fin de reducir la carga administrativa en el campo.

El Comité Especial de Agricultura, reunido previamente al encuentro de ministros europeos del ramo en Bruselas, ha dado su apoyo unánime a esta medida, salvo por algunos reparos expresados por Alemania. Según el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, se estima que alrededor de 345,000 declarantes se beneficiarán de esta exención de requisitos, lo que representa más del 50% del total.

Esta decisión se ha tomado con carácter de urgencia, y se espera que el Parlamento Europeo adopte su posición en primera lectura durante su pleno del 22 al 25 de abril. Si todo avanza según lo previsto, el reglamento entrará en vigor a finales de esta primavera, con efecto retroactivo desde el 1 de enero de 2024.
El propósito principal de estas medidas legislativas es reducir la carga administrativa para los agricultores de la UE y brindarles mayor flexibilidad para cumplir con ciertas condiciones medioambientales. Sin embargo, la Comisión Europea asegura que esto no comprometerá los objetivos de protección medioambiental y climática de la política agrícola de la UE.

Estas medidas se suman a los esfuerzos anteriores de la UE para aliviar las presiones sobre el sector agrícola. A finales de febrero, el Ejecutivo comunitario anunció la relajación de los requisitos medioambientales asociados a las ayudas de la PAC, con el objetivo de calmar las tensiones en el campo. Sin embargo, estas medidas no han sido suficientes para satisfacer completamente las demandas de los agricultores.

La condicionalidad medioambiental, conocida como «BCAM», es un principio que se aplica a cerca del 90% de la superficie agrícola utilizada en la UE y desempeña un papel importante en la integración de prácticas agrícolas sostenibles. Eximir a los pequeños agricultores de los requisitos asociados a estas normas simplificaría considerablemente su trabajo diario, ya que representan el 65% de los beneficiarios de la PAC.

Además de la exención de requisitos, la Comisión propone una revisión específica de algunas normas BCAM, como la cobertura mínima de suelo, la rotación en tierras de cultivo y el porcentaje mínimo de barbecho. También se plantea la posibilidad de establecer exenciones específicas para ciertos cultivos, tipos de suelo o sistemas agrícolas.

Por otra parte, la UE se compromete a revisar sus planes estratégicos de la PAC antes del 31 de diciembre de 2025 para garantizar su alineación con las leyes medioambientales y climáticas específicas. Además, se proponen medidas adicionales, como la creación de un observatorio de los costes de producción y la aplicación transfronteriza contra prácticas comerciales desleales.

A pesar de estos esfuerzos, cientos de agricultores han vuelto a manifestarse en Bruselas para protestar por la situación del sector. Consideran que las medidas adoptadas hasta la fecha son insuficientes y no responden a sus demandas. Piden una reforma integral de la PAC que garantice precios justos para los productos agrícolas y protección frente a la competencia desleal de terceros países.

Artículos relacionados

- Advertisement -spot_img

ÚLTIMOS ARTÍCULOS