17.6 C
Galicia
viernes, junio 14, 2024

La Xunta apuesta por la movilización de la tierra agraria como elemento fundamental en la lucha contra el abandono del territorio y los incendios forestales

  • José González aseguró que a través de figuras como las aldeas modelo y los polígonos agroforestales, así como mediante concentraciones parcelarias, desde el año 2020 se pusieron en valor alrededor de 35.000 hectáreas en la Comunidad
  • En esa línea, apuntó que la Ley de recuperación trabaja de la mano de la Ley de mejora de la estructura territorial de Galicia, buscando dinamizar el territorio y reforzar la viabilidad económica de las explotaciones mediante lo aumento de su base territorial
  • En el marco de los trabajos para la puesta en valor de la tierra, también se refirió al Plan de pastos o al Programa de recuperación de castañares tradicionales

Santiago de Compostela, 11 de abril de 2023.- El conselleiro del Medio Rural, José González, compareció esta mañana en el pleno del Parlamento gallego para abordar la recuperación de la tierra agraria en Galicia, señalando que desde el año 2020 se han movilizado alrededor de 35.000 hectáreas mediante figuras como las aldeas modelo y los polígonos agroforestales, así como mediante concentraciones parcelarias.

Así, el conselleiro se refirió a la Ley de recuperación de la tierra agraria de Galicia, vigente desde lo 21 de mayo de 2021, pensada como elemento fundamental en la lucha contra lo abandono del territorio, contra la despoblación del rural y frente a los incendios forestales. Así, José González señaló que la Ley de recuperación busca dar soluciones a las tierras en estado de abandono o infrautilización y minimizar la complejidad de la estructura de la propiedad en nuestra Comunidad, con el fin de reforzar la viabilidad económica de las explotaciones agropecuarias gallegas al ampliar su base territorial.

En este sentido, el conselleiro matizó que esta norma trabaja de la mano de la Ley de mejora de la estructura territorial de Galicia, mediante la que se siguen decretando y finalizar concentraciones parcelarias. Así, señaló que ambas normas persiguen recuperar tierra y favorecer la rentabilidad de las explotaciones gallegas, las cuales demandan más y mejor base territorial. Unos objetivos, apuntó, que también contaron con el visto bueno del propio Parlamento y de los agentes sociales, tales como las organizaciones agrarias, las asociaciones del sector primario y diferentes colegios profesionales.

Para conseguir dichos objetivos, explicó el titular de Medio Rural, se llevaron a cabo una serie de análisis encaminados a localizar tanto la demanda como la oferta de tierra agraria, mediante el lanzamiento de una Manifestación de interés de proyectos autonómicos en medio rural. Una vez identificada la demanda, señaló José González, se buscaron y se identificaron las zonas preferentes de actuación para dar cobertura la esa demanda y desarrollar diferentes instrumentos de movilización de tierras que impulsa la propia Ley de recuperación.

Instrumentos de movilización y recuperación de tierras
Así, con el fin de avanzar en la lucha contra la despoblación del rural al tiempo que se recupera la actividad agroganadera de la zona, subrayó el conselleiro, se está potenciando la figura de las aldeas modelo, que buscan poner en marcha actividad económica orientada a la producción de calidad, siempre desde el criterio de la sostenibilidad social, económica y ambiental. Esa recuperación del territorio, añadió José González, permite ejercer la planificación preventiva del mismo, frenando así la afectación de los incendios forestales a través de esa actividad agroganadera puesta en marcha alrededor de los núcleos de población, un escudo natural que en el pasado verano se pudo comprobar con los fuegos que pararon en las aldeas modelo de Parada de los Montes (en el ayuntamiento de A Pobra do Brollón) y de Osmo (en el municipio de Cenlle).

Asimismo, indicó José González, además de trabajar nos terrenos del entorno de esas aldeas, se busca también rehabilitar de forma integral su núcleo, de manera respetuosa con los criterios de arquitectura tradicional y empleando -en la medida del posible- materiales de origen gallego, como la madera. Así, a través de los planes de dinamización impulsados se coordinan actuaciones públicas y privadas destinadas a la dinamización y a la regeneración del núcleo urbano de las aldeas. Además, subrayó, se aboga también por las “aldeas inteligentes”, con la garantía de la conectividad digital, la autosuficiencia energética y la puesta en marcha de las últimas tecnologías en las explotaciones agropecuarias que las integran.

En este sentido, el titular de Medio Rural hizo referencia a los polígonos agroforestales, otro instrumento desarrollado por la Ley de recuperación que viene a completar los objetivos marcados por esta norma. Así, matizó que son una herramienta decisiva para la recuperación de tierras porque permiten actuar en zonas de grande extensión y con diferentes características, siendo una de las zonas preferentes para su implementación las concentraciones parcelarias que presentan un abandono superior al 50%.

En esa misma línea, explicó José González, la Consellería tiene en marcha un Plan de pastos de Galicia, mediante lo cuál se están llevando a cabo pasteros y obras de infraestructuras asociadas la estas actuaciones por toda la Comunidad, con el fin de poner en valor terrenos que puedan ser empleados para la actividad ganadera. Asimismo, en el marco del Plan Forestal de Galicia 2021-2040 “Hacia la neutralidad carbónica”, se apuesta por el Programa de recuperación de castañares tradicionales, estrechamente ligado a la puesta en valor de estas áreas. En definitiva, matizó, todas estas herramientas buscan la recuperación del rural gallego, su aprovechamiento y su consiguiente rentabilidad.

Para eso, indicó el conselleiro, la propia Ley de recuperación establece dos instrumentos que favorecen @dito movilización de terrenos: el Banco de Terras y el Banco de Explotaciones. En el caso del primero, se erige cómo figura clave para el desarrollo de las herramientas de recuperación de tierras -aldeas modelo, polígonos agroforestales y agrupaciones de gestión conjunta-, mientras que el Banco de Explotaciones tiene como fin último poner en contacto titulares de explotaciones que abandonan la actividad con personas interesadas en incorporarse, garantizando así la continuidad de las granjas y luchar así contra lo abandono de tierras.

Por último, también tienen una gran relevancia en el marco de la Ley de recuperación las permutas de especial interés agrario. Así, durante su intervención, el conselleiro indicó que ya hay en marcha un proyecto piloto en Friol, a lo que se le prevé dar continuidad en otros puntos de Galicia mediante lo impulso de esta herramienta.

Artículos relacionados

- Advertisement -spot_img

ÚLTIMOS ARTÍCULOS