17.2 C
Galicia
sábado, junio 22, 2024

Roberto Garcia, secretario General de Uniones Agrarias- UPA explica la situación que atraviesa el sector lácteo y del contencioso de FENIL (Federación Nacional de Industrias lácteas) contra la Ley Cadena Alimentaria

Roberto Garcia afirma que las grandes multinacionales del sector lácteo: Lactalis, Inleit, Grupo Pascual, CAPSA (Central Lechera Asturiana), Pacual, y también las gallegas LENCE (Leche Rio, Celta) y CLUN (Feiraco, Clesa) no cumplen la lei de cadena alimentaria ya que aprovechan su situación de fuerza para imponer precios a los ganaderos por debajo del precio de fabricación.

Santiago a 24 de Abril de 2023.-  El Secretario General de Uniones Agrarias – UPA, Roberto Garcia, dió hoy una rueda de prensa para explicar a los medios la situación del sector lácteo y también para aclarar el contencioso interpuesto por FENIL (Federación Nacional de Industrias Lácteas).

Uniones Agrarias se personará el miércoles en el Tribunal Supremo para la presentación de la pericial con la que la organización aspira a frenar el intento de la Federación Nacional de Industrias Lácteas de echar por tierra a prohibición de la venta a pérdidas introducida en la Ley de Cadena Alimentaria. La organización agroganadera suma fuerzas con la abogacía del estado para desmantelar el bochornoso intento de la FENIL de seguir imponiendo condiciones abusivas e ignorando la rendabilidade y los derechos del sector productor. En ese sentido, Uniones Agrarias condena públicamente un contencioso administrativo con el que el colectivo que agrupa a las industrias lácteas en España tira definitivamente la careta y deja bien clara su intención de seguir acumulando beneficios sin importarle la realidad nen la rendabilidade de las explotaciones que deja por el camino.

El contencioso administrativo interpuesto por la FENIL contra la Ley de Cadena Alimentaria demuestra la esencia de una industria que lleva décadas imponiendo precios, llevando al límite a capacidad de resistencia de las ganaderías y forzando a cerrar a una media de 800 granjas cada año. Pero también las cortas miras de unas industrias que no están teniendo en cuenta que, sin ganaderías que les suministren materia prima, su propio futuro está también en juego.

Al otro lado de sumarse al frente por la defensa de la Ley de Cadena Alimentaria, Uniones Agrarias insta a la Xunta de Galicia a actuar con premura y a publicar lo antes posible los costes de producción de referencia comprometidos a través de la Cuenta Láctea. La organización agroganadera recuerda que el 1 de agosto vencen la mayor parte de los contratos de suministro de leche en vigor. Por lo que ya a comienzos de junio las industrias habían debido presentar a los productores sus ofertas de renovación (algo que, tal y como marca la ley, deben hacer con un mínimo de dos meses de antelación).

Uniones Agrarias recuerda que contar por fin con costes de producción oficiales de referencia será la única manera de frenar el nuevo intento de bajada de precios que ya es sabido que las industrias pretenden acometer. La última renovación fue ya buen ejemplo del modus operandi y el proceder de las industrias, que impusieron en bloque una bajada totalmente injustificada del 10% sin tener en cuenta a realidad del comprado ni la evolución de los costes de producción del sector productor.

Nos últimos dos años a tendencia ascendente del precio de los insumos fue una constante que, si bien se tiene contenido ligeramente en los últimos meses, ha puesto a las explotaciones contra las cuerdas. Y es que el encarecimiento de la producción no llevó aparejado un aumento equitativo de los precios por los que las ganaderías venden su leche.

Contar con costes de producción de referencia medios establecidos en función de las dimensiones de las explotaciones es fundamental. Pues la realidad hoy es que las industrias están pagando hasta 10 céntimos menos por litro de leche a las granjas de menor tamaño, al límite de su resistencia.

Tal y como recuerda Uniones Agrarias, la imposición de una nueva bajada del precio de la leche sería un golpe inasumible para la mayor parte de las granjas gallegas. Explotaciones familiares de tamaño pequeño o medio imprescindibles para el mantenimiento del medio rural gallego.

 

 

 

 

Artículos relacionados

- Advertisement -spot_img

ÚLTIMOS ARTÍCULOS