10.9 C
Galicia
jueves, febrero 22, 2024

Se fomenta la recuperación y conservación de los castañares tradicionales junto a la mejora de su gestión mediante las agrupaciones forestales conjuntas

  • El Gobierno gallego invirtió este año 131.500 euros en el plan piloto de recuperación y conservación de castañares tradicionales en las provincias de Lugo y Ourense, que permitió actuar en una superficie total de 356,38 hectáreas y que se enmarca, a su vez, en el Programa estratégico del castaño y de la producción de la castaña
  • Parada de Sil forma parte del plan piloto de la Consellería, que también beneficia los ayuntamientos ourensanos de O Bolo y A Veiga, así como los municipios lucenses de Folgoso do Courel, O Incio y Paradela
  • Medio Rural decidió apostar por el fomento del asociacionismo de los propietarios y la revitalización de la producción a través de este plan piloto, que pueda servir como modelo de referencia para otros titulares de terrenos de castañares

Parada de Sil (Ourense), 17 de diciembre de 2023.- La Xunta fomenta la recuperación y conservación de castañares tradicionales, así como la mejora de su gestión mediante las agrupaciones forestales de gestión conjunta, una figura de la Ley de recuperación de la tierra agraria de Galicia. Ambas líneas de trabajo confluyen en Parada de Sil, ayuntamiento ourensano que visitó esta mañana el conselleiro del Medio Rural, José González, acompañado del director general de Planificación y Ordenación Forestal, José Luis Chan, del alcalde de la localidad, Aquilino Domínguez, de la presidenta de la asociación de propietarios de castañares Cañón del Sil, Mónica Bizarro, y de un grupo de integrantes de esta entidad.

En este recorrido por uno de los castañares del municipio, el titular de Medio Rural puso en valor el carácter pionero de esta entidad, que será de las primeras en constituirse dentro de Galicia como agrupación forestal de gestión conjunta. De este modo, destacó González, se incide en la mejora de estos espacios tradicionales tan representativos del bosque gallego, algo para lo cual la Xunta puso en marcha, precisamente, el Programa estratégico del castaño y de la producción de la castaña.

Este programa, recordó González, da cumplimiento además a los objetivos de la 1ª revisión del Plan forestal de Galicia 2021-2040 “Hacia la neutralidad carbónica”. Así, se definen cinco ejes de intervención con un total de 36 actuaciones a llevar a cabo entre lo 2022 y el 2040 para contribuir a la conservación y puesta en valor de las masas de castaño.

 

Plan piloto
El conselleiro destacó que este proyecto de Parada de Sil se integra, más concretamente, en el plan piloto para el fomento, recuperación y conservación de castañares que impulsa Medio Rural y que abarca un total de siete espacios, en distintas localizaciones, incluyendo este de Parada de Sil. Así, también forman parte de esta iniciativa otros tres castañares de la provincia de Ourense, como son los de Tuxe y Cambela, en el ayuntamiento de O Bolo; y lo de Prada, en el municipio de A Veiga. Además, en Lugo están dentro del plan los castañares de Vilar, en Folgoso do Courel; de San Pedro de O Incio, en el Incio; y de Paradela, en el ayuntamiento homónimo.

En conjunto, tal y como señaló el conselleiro, el plan piloto permitió actuar este año en una superficie total de 356,38 hectáreas, gracias a una inversión por parte del Gobierno autonómico de cerca 131.500 euros, de los cuales casi 29.000 fueron destinados al castañar de Parada de Sil, de 43,83 hectáreas.

En este contexto, la Consellería de Medio Rural decidió apostar por el fomento del asociacionismo de los propietarios y la revitalización de la producción a través de este plan, que pueda servir como modelo de referencia para otros titulares de terrenos de castañares. Para llevarlo a cabo, se seleccionaron los castañares que serían objeto de este proyecto, teniendo en cuenta su situación, con la intención de que habían sido espacios representativos de estas formaciones en Galicia y que habían incluido masas con distinto grado de conservación y aprovechamiento, explicó José González.

Una vez seleccionadas las zonas de actuación, se dio comienzo a los trabajos, que incluyeron la revisión del parcelario, los estudios previos de investigación de la titularidad y el apoyo técnico y puesta en marcha de una agrupación de gestión conjunta, una figura de la dicha Ley de recuperación que según el conselleiro “encaja perfectamente” con este plan.

Así, se trata de mejorar la gestión de estos espacios mediante la labor conjunta, con un enfoque sostenible, para recuperar y poner en valor los terrenos, impedir su abandono y prevenir incendios forestales, entre otros objetivos. Los presupuestos de la Xunta de 2024 cuentan con una partida de 2,4 millones para el fomento de este tipo de agrupaciones. De hecho, en el referido al castañar de Parada de Sil, la asociación Cañón del Sil está realizando los trámites para constituir una entidad de estas características.

Es importante destacar que para facilitar la constitución de estas agrupaciones, se publicaron el pasado 6 de noviembre en el Diario Oficial de Galicia varios modelos tipo de estatutos para construir derechos de uso y aprovechamiento. Son modelos orientativos y voluntarios, que la Xunta proporciona conforme al establecido en la normativa vigente.

Ayudas para la creación de superficies forestales
Con todo, remarcó el conselleiro, esta iniciativa no es la única apuesta del Gobierno autonómico por la recuperación de castañares y el fomento de las plantaciones. Mañana se publica en el Diario Oficial de Galicia la resolución por la cual se destina cerca de un millón de euros al fomento de las plantaciones de castaño para fruto y a la mejora de castañares tradicionales. Estas ayudas permitirán plantar 20.800 castaños para fruto, que contribuirán a reforzar el papel de Galicia como principal comunidad autónoma en producción y exportación de castaña

Siguiendo esta línea, en mayo se amplió el crédito de la convocatoria de las ayudas para la creación de superficies forestales hasta llegar a los tres millones de euros; el que permitirá incrementar la superficie de plantación en alrededor de 1.000 hectáreas.

Además, este año se aprobaron 10 millones de euros para la realización de acciones silvícolas en casi 4.600 hectáreas de coníferas y frondosas de los montes gallegos. Así, nos últimos siete años la Xunta destinó cerca de 87 millones de euros para este tipo de actuaciones. Hace falta recordar también los 500.000 euros destinados a la reparación de daños causados por los incendios registrados en Galicia durante el mes de julio de 2022.

Artículos relacionados

- Advertisement -spot_img

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com