8.6 C
Galicia
martes, mayo 28, 2024

Una ganadería sostenible de Teruel, mejor proyecto emprendedor femenino en el medio rural

  • Marta Martín Abad, al frente de Entrecabritos, ha recibido el premio principal del Proyecto Bardos por su trabajo contra los incendios en su pueblo, Torralba de Sisones (Teruel).
  • La agricultora Agustina Ramírez, de Ajos Ramírez (Las Pedroñeras, Cuenca), y Nuria Álvarez, de Agroberry (Almendra del Pan, Zamora), han recogido el Premio Historia Viva y el Premio Innovación respectivamente.
  • Setenta mujeres rurales emprendedoras han participado en la tercera edición del Proyecto Bardos, premios impulsados por FADEMUR y Bodega Bardos.
  • Accede a la galería de fotos del evento aquí.

25 de abril de 2024. La Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (FADEMUR) y Bodega Bardos, el proyecto ribereño de la Compañía de vinos Vintae, han celebrado hoy la gala de entrega de premios de la tercera edición de su Proyecto Bardos, con el que las dos entidades impulsan a emprendedoras que aportan valor al medio rural.

El premio principal, que reconoce el mejor proyecto de los 70 que se han presentado a la convocatoria, está dotado con 5.000 euros y ha recaído en Marta Martín Abad, de Entrecabritos, una ganadería ecológica y sostenible ubicada en Torralba de los Sisones, un pueblo de 130 habitantes en la comarca del Jiloca, en Teruel.

Entrecabritos nació cuando Martín decidió volver a su pueblo y dedicarse a la ganadería, extensiva y ecológica a más de mil metros de altitud en una de las zonas más despobladas de España. El principal producto que comercializa es la carne de cabrito asada, que vende a través de su tienda online, aunque también elabora queso y chorizo de cabra, y tiene una oferta turística con experiencias en la ganadería y visitas a uno d ellos principales atractivos de la zona, la laguna de Gallocanta. Entrecabritos es, además, un proyecto comprometido con el entorno ya que realiza la limpieza de montes y cortafuegos en buena parte de la comarca turolense del Jiloca. “Lo primero que hice por mi pueblo fue venir yo, las mujeres somos las que fijamos la población en el medio rural”, ha asegurado Marta Martín.

 

Tradición e innovación

Además del premio principal, Proyecto Bardos cuenta con otros dos premios de 500 euros cada uno para ayudar a emprendedoras cuyos productos o servicios destacan por su innovación o por recuperar o desarrollan un productos, actividades o servicio característico de su zona.

El Proyecto Bardos innovación ha recaído este año en Agroberry, la empresa que creó Nuria Álvarez Rodrigo en Almendra del Pan, una localidad de poco más de 300 habitantes en Zamora. Agroberry se ha especializado en la producción de zarzamora ecológica cultivada. Vende la fruta fresca durante el mes de julio y también comercializan una buena parte de la producción durante todo el año congelada.

Además, en su obrador propio elaboran mermelada artesana, licor de zarzamora y bombones de chocolate negro y blanco. Gracias a uno de sus proyectos de I+D han conseguido desarrollar una harina sin gluten a partir de las semillas de la fruta que antes eliminaban. “Me siento orgullosa de ayudar a que mi pueblo se reconozca a nivel nacional y dar difusión al entorno rural”, ha explicado Nuria Álvarez, la emprendedora detrás de Agroberry.

El Proyecto Historia Viva se va para Las Pedroñeras, una localidad de 6.500 habitantes en la provincia de Cuenca, conocida por su producto estrella, los ajos morados, que en Ajos Ramírez llevan dos generaciones mimando y trenzando. Agustina Ramírez está al frente de este negocio familiar de cultivo y manipulación del ajo morado.

Uno de sus fuertes es la creación de empleo local entre mujeres, sobre todo aquellas que dan sus primeros pasos en el mundo laboral o mujeres ya cercanas a la jubilación. Criada entre ajos, su padre comenzó a trenzarlos y la segunda generación representada por Agustina lo ha elevado a arte decorativo, con originales creaciones que van más allá de un producto culinario. “Mi compromiso es con la historia y la gente de mi pueblo, demostrar que se puede coger un oficio tan antiguo como este y hacerlo perdurar en el tiempo”, ha explicado Agustina Ramírez.

El origen de Proyecto Bardos

Proyecto Bardos nació de la inquietud de Bodega Bardos por devolver al territorio rural “un poco de lo mucho que nos aporta”, según ha explicado el CEO de la bodega, Richi Arambarri. “Crear un vino con un trasfondo social tenía como principal objetivo impulsar proyectos en el medio rural que apuesten por la innovación, la sostenibilidad y que ayuden a asentar población, es nuestra apuesta por la España vaciada, que tiene mucha riqueza y creatividad que ofrecer”. Además, la bodega, que forma parte de la Compañía de vinos Vintae, apostó por las mujeres como motor del territorio rural, de la mano de la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales de España.

Desde FADEMUR, su presidenta, Teresa López, ha destacado que entre los 70 proyectos 33 tienen al frente a mujeres menores de 40 años. Además, 38 se enmarcan en más de un sector. “Esto es un claro reflejo de la lucha de las emprendedoras jóvenes por el medio rural y su apuesta por la diversificación”, ha dicho Teresa. “Estas dos tendencias son clave para la dinamización de los pueblos y contra el despoblamiento rural y nuestra misión es apoyarlas para que sigan con esta labor”.

Por regiones, la mayoría de los emprendimientos, 35, proceden de tres regiones: Castilla y León, Castilla-La Mancha y Extremadura. También destaca la gran participación de proyectos ubicados en municipios de menos de 5.000 habitantes, 51.

Artículos relacionados

- Advertisement -spot_img

ÚLTIMOS ARTÍCULOS