18.7 C
Galicia
viernes, julio 12, 2024

UUAA logra el acuerdo de Naturleite para no bajar el precio en origen

  • Tras los contactos mantenidos con la organización agroganadera, la láctea reconoce que no existen razones de mercado para acometer rebajas y se compromete a mantener lo que paga a los ganaderos en los próximos meses

Uniones Agrarias ha alcanzado el compromiso explícito de Naturleite de mantener el precio que paga a los ganaderos por la leche que recoge. Tralos contactos mantenidos en los últimos días con la organización agroganadera, la láctea reconoce que en este momento no existen razones que justifiquen una bajada de las tarifas, que se compromete a no recortar en los próximos meses.

Si bien el habitual en esta época del año era que las cotizaciones de la leche en origen experimentaran un cambio al alza, luego de los anuncios de nuevos recortes realizados en los últimos días a decisión de Naturleite supone una buena noticia. Así, Uniones Agrarias celebra una posición que espera sirva de ejemplo y precedente para las demás industrias lácteas que operan en Galicia.

Uniones Agrarias hace un llamamiento para que las dos lácteas que acaparan el mayor volumen de recogida de leche en nuestra Comunidad recapaciten y sigan el camino de Naturleite, y en los próximos días intentará negociar con Lactalis y Central Lechera Asturiana para frenar el recorte de precios anunciado para la renovación de contraros de agosto. Además, la organización vuelve a hacer un llamamiento a la Xunta de Galicia para que se involucre, intervenga y presione a las lácteas para garantizar unas relaciones justas y equilibradas de la cadena alimentaria en el sector.

El precio que las granjas gallegas cobran por litro de leche se sitúa en los 0,4630 €. Una tarifa que, de perpetrarse la nueva rebaja anunciada por las industrias para la renovación de contratos de agosto, apenas superaría los 44 céntimos/l; muy por debajo de los 48,8 en los que se sitúa la media española y más aún de los 53,4 que perciben los ganaderos asturianos. Unos diferenciales intolerables e injustificables, habida cuenta de la capacidad productora y de la superior calidad de la leche gallega, y que deben ser correxidos. Mas no son los únicos, pues Uniones Agrarias recuerda que, más allá de precios medios, la realidad del sector productor lácteo gallego está formada por una mayoría de granjas de pequeñas dimensiones que en estos momentos ya se encuentran al límite de su resistencia, pues están percibiendo 40,54 céntimos/litro y, de perpetrarse la nueva bajada, se situarían por debajo de costes de producción.

Así las cosas, Uniones Agrarias insta a la Xunta de Galicia a intervenir para recortar unas hendiduras que suponen un serio riesgo para el futuro del sector productor gallego. Hace un año en el conjunto de España había 10.411 explotaciones lácteas; 5.875 de ellas en Galicia. A día de hoy sobreviven tan sólo 9.756 en el estado y 5.523 en territorio gallego. Una sangría que da buena cuenta de la delicada situación que atraviesa un sector que precisa de todo el apoyo para garantizar su viabilidad y favorecer un relieve generacional que, en las actuales condiciones de inestabilidad de precios, difícilmente será posible.

Uniones Agrarias considera totalmente inaceptable que, a pesar de las sentencias judiciales que ya pesan contra ellas, las industrias lácteas continúen estancadas en viejos vicios, imponiendo condiciones, evitando la negociacion colectiva y forzando la venta a pérdidas en el sector productor. En ese sentido, recuerda que mientras otras administraciones autonómicas, como la vasca, ya están dando pasos con la creación de herramientas y mecanismos de control, Galicia sigue teniendo deberes pendientes. Así, Uniones Agrarias insiste en la necesidad de que el gobierno gallego habilite dotación presupuestaria y personal suficiente para que la AICA gallega pueda ser una herramienta realmente útil; así como a poner en marcha el tan reclamado Observatorio de Costes y no escatimar esfuerzos para garantizar el cumplimiento de la Ley de Cadena y sancionar exemplarmente a los que la ignoren.

La cadena de recortes y devaluación de la leche que las industrias lácteas llevan un año imponiendo al sector productor gallego supone ya una reducción de 14 céntimos/litro en el último año. Una bajada del 30% impuesta sin tener en cuenta a rendabilidade ni los costes de producción de las granjas y sin justificación de mercado que la avale, pues mientras las industrias recortan el precio que pagan a ganaderas y ganaderos el PVP de la leche se mantiene inalterable y las cotizaciones de los derivados lácteos al alza.

La estrategia de recortes que las industrias lácteas están imponiendo en Galicia supone situar una comunidad con una alta vocación y capacidad de producción láctea como la nuestra en los niveles de cotizaciones de países europeos deficitarios. Algo inaceptable cuando los últimos datos disponibles hablan de una subida de la producción respeto al mismo mes del año anterior que, con algo más de 4,4 millones de kg, marca un nuevo récord histórico.

Las calidades de grasa y proteína de la leche de Galicia son las mejores de todas las comunidades autónomas con mayor vocación lechera. Por el contrario, la mayoría de los contratos en vigor son de corta duración y a precio hizo: el 91 % tienen una duración inferior a 6 meses (el 6% < 3 meses y el 85% entre 3 y 6 meses).

Artículos relacionados

- Advertisement -spot_img

ÚLTIMOS ARTÍCULOS