10.9 C
Galicia
jueves, febrero 22, 2024

Xunta y Diputación reafirman su compromiso con los regantes de la Limia y piden un esfuerzo adicional al gobierno en financiación de la modernización del regadio

  • La Xunta de Galicia ya lleva invertido cerca de 7 millones de euros en esta actuación, al asumir íntegramente lo cueste de los pozos y del sistema de bombeo
  • El conselleiro trasladó que tanto la Xunta como la Diputación cumplirán los compromisos asumidos con los regantes para que el coste por hectárea había sido asumible para los productores conforme al pactado, pidiendo al Ejecutivo replantear la financiación para “evitar sobrecostos innecesarios que, en ningún caso, repercuten en la mejora de la obra”
  • Demandó que el Gobierno central legisle para que no se repercuta el IVA que no se puede deducir por los regantes o, en el caso de no ser posible, que asuma el 80% del impuesto de la actuación -es decir, 5,6 millones- que sino tendrían que pagar los regantes

Ourense, 19 de enero de 2024.- El conselleiro del Medio Rural, José González, acompañado de la directora general de la Agencia Gallega de Desarrollo Rural, Inés Santé, asistió hoy en Ourense a la firma de la segunda adjudicación de fondos europeos para el proyecto del regadío de la Limia, un acto presidido por el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas.

En este contexto, el conselleiro quiso, en primer lugar, poner en valor esta actuación como muestra de la colaboración administrativa. Así, José González recordó que esta modernización del regadío de la Limia vino precedida de la construcción de pozos y de su sistema de bombeo, un hito en el que la Xunta asumió la totalidad de la inversión. En este sentido, resaltó que tanto los cuarenta pozos ejecutados como el sistema de bombeo fueron financiados al 100% con fondos propios de la Xunta de Galicia con un coste total de cerca de 7 millones de euros.

El titular de Medio Rural añadió que la modernización del regadío de la Limia fue fruto de una negociación conjunta entre la Xunta de Galicia y el Ministerio y que, en este proceso, la comunidad autónoma fue la que reclamó la necesidad de afrontar esta actuación en una comarca clave del campo gallego, como es A Limia.

En este mismo sentido, el conselleiro trasladó su preocupación por el hecho de que se pueda “gastar dinero de forma inútil por parte de las administraciones públicas o por los regantes”. Esto, explicó, porque el esquema diseñado para la financiación de esta iniciativa tiene “ineficiencias que están repercutiendo en un sobrecuste para los propios productores”.

Añadió que “nuestra posición no quiere decir que no valoremos el esfuerzo económico que hace el gobierno central, pero tenemos el deber de defender y estar del lado de los regantes para que puedan tener el regadío a un cueste asumible y conforme al pactado”.

“Evitar sobrecustes innecesarios”
José González recordó que los regantes tenían una perspectiva de afrontar el 20% de un presupuesto inicial de 15,9 millones de euros mas IVA, que fue el importe por lo que se firmó el primer convenio. Sin embargo, con la adenda que se firma hoy, el coste de la modernización se va la un total de 35 millones de euros más el correspondiente IVA. La esta cantidad se tienen que añadir una serie de costes adicionales que tendrán que afrontar los regantes, entre los que destacan los costes financieros del aval que se requiere para la ejecución del proyecto, que suponen cerca de 2 millones de euros más.

En este escenario, el conselleiro trasladó hoy que, tanto la Xunta como la Diputación de Ourense, cumplirán los compromisos asumidos con los regantes para que lo cueste por hectárea había sido asumible por su parte y conforme al pactado. Al mismo tiempo, demandó un “compromiso adicional” por parte del Gobierno central para evitar “sobrecostos innecesarios que, en ningún caso, repercuten en la mejora de la obra”.

Para aliviar el desembolso que tendrán que realizar los regantes, el conselleiro abogó de nuevo por buscar fórmulas alternativas en el modelo de financiación. En concreto, señaló la necesidad de que el Gobierno central valore la posibilidad de introducir un cambio normativo para que no se repercuta el IVA que no se puede deducir por los regantes, algo que beneficiaría el desarrollo de estos proyectos en el conjunto del Estado. De no ser esto posible, instó al Ministerio a asumir en este caso concreto el 80% del impuesto de la actuación -es decir, 5,6 millones- que sino tendrían que pagar los regantes.

Además, González también sugirió que no fuera necesario avalar las obras, “con el consiguiente ahorro para los regantes de casi 2 millones de euros”, siempre con el objetivo de evitar cargas económicas que no repercuten en una mejora de la actuación y facilitar la viabilidad de un proyecto que es, recordó, fundamental para el futuro de la comarca de la Limia.

Artículos relacionados

- Advertisement -spot_img

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com