4.2 C
Galicia
miércoles, febrero 28, 2024

UUAA insta a la Xunta a extremar el control de la fauna salvaje ante la inminente llegada a Galicia de la Enfermedad Hemorrágica Epizoótica

  • La dolencia se extiende sin control desde el sur de la península y está produciendo pérdidas de hasta 3.000 euros en las explotaciones de vacuno

Santiago, 19 de agosto de 2023.- Uniones Agrarias insta a la Xunta de Galicia a extremar el control de la fauna salvaje ante la inminente llegada a Galicia de la Enfermedad Hemorráxica Epizoótica (EHE). Una dolencia vírica que desde su llegada a España en noviembre de 2022 se ha extendido sin control en dirección sur-norte; y que a día de hoy se encuentra ya a las puertas de nuestra Comunidad.

Entre 2.000 y 3.000 euros de gasto está suponiendo la EHE a las ganaderías de las zonas afectadas por una dolencia que es transmitida por mosquitos y que afecta especialmente la rumiantes silvestres como ciervos, gamos o corzos. Una problemática que en este momento se extiende por 11 provincias de la Península y que se ha localizado ya en Salamanca.


Uniones Agrarias apela a la responsabilidad de la Xunta de Galicia e insta a la Consellería de Medio Ambiente a actuar con premura y adelantarse a la aparición de brotes en la cabaña ganadera gallega. La organización agroganadera incide en la necesidad de incluir el riesgo sanitario para el ganado doméstico como un factor determinante a la hora de calcular las densidades de fauna cinegética en los ecosistemas y los cupos de caza; e incide en el papel fundamental de esta actividad como un elemento fundamental de gestión para el mantenimiento y la preservación de la sanidad animal.

Asimesmo, Uniones Agrarias insta a la administración a actuar con previsión para no dejar las exploraciones en la estacada en el caso de la aparición de la EHE en las explotaciones gallegas. En ese sentido, la organización reclama apoyos económicos para el tratamiento, así como la indemnización de los animales muertos.


Las explotaciones de vacuno en extensivo son las que hasta ahora están sufriendo las consecuencias de una dolencia que también infecta a ovejas y cabras aunque, en el caso del ganado ovino y cabrún, cursa sin manifestaciones clínicas.

A día de hoy el control de la transmisión y, por ende, las medidas cinegéticas, son la única medida preventiva posible para el control de una dolencia para la que no existe vacuna, y que cursa con fiebre, debilidad, pérdida de apetito y del instinto de huida, abortos o mortandade de animales recén nacidos.

Artículos relacionados

- Advertisement -spot_img

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com