9.8 C
Galicia
miércoles, febrero 28, 2024

Uniones agrarias denuncia la utilización de leche portuguesa en la planta de Inleit en Teixeiro

  • Considera inmoral estas importaciones por parte de una firma subvencionada por la Xunta de Galicia y que públicamente se exalta de su compromiso con el sector productor gallegoCurtis, 9 de junio de 2023.- Uniones Agrarias denuncia a entrada de cisternas de leche portugués en la planta de Inleit en Teixeiro. La organización agroganadera considera absolutamente inmoral el empleo de materia prima foránea por parte de una industria puntera que públicamente se exalta de su compromiso con el sector productor gallego y que, además, se ha beneficiado de ingentes cantidades de dinero público.

    Cisternas cargadas de leche te provine del país vecino están entrando prácticamente a diario en la planta que Inleit tiene en Teixeiro, en el municipio de Curtis. Unas instalaciones que recientemente se beneficiaron de una subvención de 14 millones de euros de la Xunta de Galicia y que el propio presidente gallego ha exaltado cómo referente en la generación de valor añadido, innovación y desarrollo vinculados a la transformación láctea en la Comunidad.

    Para Uniones Agrarias resulta completamente inaceptable a entrada de materia prima foránea en una planta que sustenta su desarrollo en una enorme inyección económica te provine de la administración autonómica. Una firma que, para más inri, públicamente hace bandera del local y que en reiteradas ocasiones ha hecho bandera de su compromiso con el sector productor gallego.

    La organización agroganadera condena unas importaciones que están produciéndose al mismo tiempo que esta y las demás industrias fuerzan bajadas de precio en los contratos de aprovisionamiento con las explotaciones locales. Reducciones impuestas de manera unilateral, eludiendo la negociación y sin razones de mercado que las justifiquen que ya se dieron en el mes de abril, cuando numerosos productores dejaron de suministrar la Inlei debido a las bajas tarifas que pretendía aplicarles.

    La última reducción impuesta por las industrias supuso la mayor bajada intermensual registrada desde 2007 y significó un duro golpe a las ganaderías, que se vieron forzadas a aceptar un recorte del precio de la leche del 10% que no tuvo en cuenta el aumento de los costes de producción de las explotaciones. Una tendencia a la baja que, segundo todos los indicadores, las industrias pretenden repetir de nuevo en la próxima renovación de contratos prevista para agosto, para la que Inleit está ofreciendo tarifas hasta cinco céntimos inferiores a las de otras firmas.

    La entrada de leche portuguesa en la planta de Inleit se suma al arroyo de incumplimientos, abusos y comportamientos moralmente reprobables por parte de unas industrias lácteas que, cabe recordar también, han recurrido en el Tribunal Supremo la prohibición de compra a pérdidas introducida en la Ley de Cadena Alimentaria.

Artículos relacionados

- Advertisement -spot_img

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com