Volver arriba

II Congreso Internacional La Voz de las Mujeres Rurales en el Mundo

noviembre 23, 2018
Los días 12 y 13 de diciembre, AFAMMER —Asociación de Familias y Mujeres del Medio Rural— celebrará el «II Congreso Internacional La voz de las mujeres rurales en el mundo. Avanzamos en igualdad: Agenda 2030 – 40 años de la Constitución española». El evento tendrá lugar en el Hotel Marriott Auditorium de Madrid, y está prevista la presencia de alrededor de mil participantes, en su inmensa mayoría mujeres. Para conocer algo más sobre los contenidos, objetivos y desarrollo del congreso, hablamos con Carmen Quintanilla —Ciudad Real, 1954—, presidenta de AFAMMER.

Por si alguien aún no conoce la entidad que usted preside, háblenos de la actividad de AFAMMER.

Nacimos en 1982 con el objetivo ya claro de reivindicar el mundo rural en general, y el papel de la mujer en ese ámbito en particular. En estos años ciento ochenta mil mujeres en España han tenido alguna relación o colaboración con AFAMMER, por lo que creo que nos hemos ganado un rol protagonista en el trabajo por la igualdad entre hombres y mujeres y en el desarrollo rural. Ahora mismo nos encontramos en un momento de evolución constante en el papel de la mujer rural, y la Ley de Titularidad Compartida en las Explotaciones Agrarias es lo más inmediato en lo que estamos trabajando. Es increíble que una ley de 2011 haya llegado, a día de hoy, a solo unas 450 mujeres cuando, por los derechos que con ella adquirirían, esperábamos que fuesen 200.000 las cotitulares, así que hay que seguir peleando en ese frente para evitar que nuestro mundo rural desaparezca. Recordemos que hay estudios que hablan de que en diez años pueden desaparecer 4.000 pueblos en España, y eso sería dramático a todos los niveles.

Revista AFRIGA — II Congreso Internacional La Voz de las Mujeres Rurales en el Mundo

Por otra parte, llevamos muchos años luchando para que las mujeres tengan más presencia en los órganos de control y gobierno de las cooperativas agrarias, ya que suponen el 25 % del total de sus socios pero ni de lejos llegan a esa representación. Todo este trabajo no puede ser solo fruto del esfuerzo femenino, hay que implicar y colaborar con los hombres para lograr un cambio de mentalidad.

Tampoco quiero dejar de mencionar la PAC —Política Agraria Común—. Durante sesenta años ha apoyado proyectos de desarrollo rural y, obviamente, ha tenido aspectos muy positivos, pero hasta ahora nunca ha dedicado una sola línea a la mujer. Pedimos que eso deje de ser así en el texto previsto para el período 2021-2027.

¿Qué les ha llevado a celebrar este congreso?

Nuestra organización había participado en la IV Conferencia Mundial de la Mujer que tuvo lugar en Pekín en 1995. En la agenda que se aprobó entonces ya notábamos que faltaban cosas en referencia al papel de la mujer, en todos los ámbitos, pero especialmente en el mundo rural, y así lo hicimos constar en sus sucesivas revisiones. Creímos que veinte años después era el momento de hacer balance de Pekín, pues había sido un buen punto de partida, aunque quizá algo incompleto, así que en 2015 organizamos en Ciudad Real el primer Congreso Internacional, que sirvió para llevar a la agenda informativa nuestras reivindicaciones. No hay que olvidar que formamos parte, con voz y voto, del Consejo Consultivo de la ONU —Organización de las Naciones Unidas— a través del ECOSOC —Consejo Económico y Social—. De hecho, fue allí donde solicitamos que el 15 de octubre fuese el Día Internacional de la Mujer Rural. Pues bien, en aquella fecha más de ochocientas mujeres de todo el mundo explicaron sus experiencias, y fue entonces cuando constatamos que más del 20 % de los países que pertenecen a la ONU no habían tomado ninguna de las medidas propuestas para fomentar la igualdad y la integración de la mujer, rural o no. Esa es la razón que nos lleva ahora a organizar este nuevo encuentro.

Revista AFRIGA — II Congreso Internacional La Voz de las Mujeres Rurales en el Mundo¿Puede contarnos quién está previsto que asista al congreso y en qué consistirá?

Altos representantes de gobiernos de los cinco continentes, entre ellos seis ministros, ya han acreditado su presencia en este congreso de 2018. Níger, Moldavia, Polonia, India, Corea del Sur o EE. UU. son algunos de los países que enviarán representantes, todos ellos personas de prestigio en el ámbito del desarrollo rural vinculado a movimientos femeninos.

En esta ocasión hemos querido que el congreso coincida con el cuarenta aniversario de la Constitución española: la de la igualdad y las oportunidades, y la que marca un antes y un después en la vida de las mujeres en España.

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible propuesta por la ONU es otro de los ejes principales sobre los que girará el evento, y estarán presentes los diecisiete objetivos de la misma: 1) Fin de la pobreza, 2) Hambre cero, 3) Salud y bienestar, 4) Educación de calidad, 5) Igualdad de género, 6) Agua limpia y saneamiento, 7) Energía asequible y no contaminante, 8) Trabajo decente y crecimiento económico, 9) Industria, innovación e infraestructura, 10) Reducción de las desigualdades, 11) Ciudades y comunidades sostenibles, 12) Producción y consumo responsables, 13) Acción por el clima, 14) Vida submarina, 15) Vida de ecosistemas terrestres, 16) Paz, justicia e instituciones sólidas y 17) Alianzas para lograr los objetivos.

En este congreso, al estar representados países tan lejanos y tan distintos entre sí, podremos conocer experiencias muy diferentes y respuestas variadas a problemas comunes. Para ello se celebrarán mesas redondas que contarán con traducción simultánea al francés, al inglés y al alemán, igual que las ponencias, y tratarán sobre problemas que ya vienen de atrás y no se acaban de solucionar, así como otros que han surgido en los últimos tiempos. Uno de ellos es el de la falta de reconocimiento de la mujer rural como alimentadora del mundo, como garantía de producción de alimentos, o el hecho de que, aún obteniendo ese reconocimiento, en muchas zonas siguen sin liderar su propia vida, su autonomía económica o la propiedad de la tierra. Está demostrado que cuando a una mujer se le concede un microcrédito de cien dólares consigue no solo devolverlo sino cuadriplicarlo, y que son ellas las que lideran la producción alimentaria en los países desfavorecidos pero, a pesar de esa capacidad demostrada, luego no tienen la representatividad que debería corresponderles. La ONU estima en 820 millones las personas que pasan hambre en el mundo. Por lo tanto, es necesario que analicemos cómo poner fin a esa situación, sobre todo teniendo en cuenta que habíamos bajado a 750 millones, y trabajar en soluciones desde el punto de vista de la producción de alimentos.

Revista AFRIGA — II Congreso Internacional La Voz de las Mujeres Rurales en el Mundo

También vamos a dar importancia a los proyectos innovadores de desarrollo rural sostenible, emprendimiento y conciliación. La experiencia de las mujeres de la India o de Moldavia será muy enriquecedora en este apartado. Como curiosidad, habrá un desfile de moda, una colección creada por mujeres peruanas de etnia aymara que viven en la zona del lago Titicaca. Hace años pusieron en marcha una cooperativa para diseñar y comercializar sus propias prendas, que agrupa a cuatrocientas mujeres de veintiuna comunidades indígenas. Nos parece una iniciativa interesante que debe darse a conocer.

Las conclusiones que se extraigan del congreso serán recogidas en un documento y trasladadas a la ONU, al Consejo Europeo y a cuantos organismos y administraciones que tengan competencias en materia de desarrollo rural e igualdad.

Es lógico pensar que la organización del evento supone una enorme carga de trabajo.

Para qué negarlo. Toda la programación la hacemos un reducido grupo de personas que trabajamos en AFAMMER, no subcontratamos nada a empresas externas, y tenemos que contactar una por una con las personas que queremos que vengan al congreso. Es cierto que el trabajo de estos treinta y seis años nos ha dado un prestigio que hace que el nombre de nuestra asociación ya nos abra muchas puertas. También quiero destacar que no contamos con ninguna subvención de las administraciones públicas, sino que todas las aportaciones económicas proceden de empresas que creen en el mundo rural de España, que están de acuerdo en que hay futuro, y que ese futuro pasa por potenciar el papel de la mujer. Y otra cosa: al día siguiente de acabar este congreso ya nos pondremos a trabajar en el del año 2021.

Volviendo la vista atrás, Carmen Quintanilla recuerda que AFAMMER empezó siendo un grupo de cuatro o cinco mujeres que se reunían en un tiempo en que muchos pueblos no tenían luz eléctrica ni calles asfaltadas, o en el que era mal vista la presencia de mujeres en los bares. En aquella época ser mujer era un estigma, y ser mujer rural aún más: «Treinta y seis años después hemos revertido la situación. Podemos decir que hemos conseguido que la mujer rural se sienta orgullosa y que nuestras actividades lleguen a la agenda informativa». El congreso de diciembre es una buena prueba de ello.


—Accede a todos los contenidos de la revista—

Inicia sesión regístrate
https://www.selitel.es/ https://www.deheus.es/ Fonteboa — Centro de Promoción Rural — EFA
Lee el último número