Volver arriba

El papel de las mujeres productoras y del medio rural en la PAC

noviembre 23, 2018
Con motivo de la celebración del Día Internacional de las Mujeres Rurales, Fademur —Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales— reunió el 11 de octubre en Córdoba a cuatrocientas de sus mujeres, procedentes de toda España, con representantes de múltiples instituciones a cargo de la política rural. El objetivo: reclamar igualdad en el mundo rural a través de la primera PAC —Política Agraria Común— con perspectiva de género. Una jornada reivindicativa, pero también conmemorativa, en la que pusieron el tono festivo la feria de mujeres emprendedoras y la entrega de los Premios Fademur 2018.

No es la primera vez que desde Fademur reclaman el papel protagonista que corresponde a las mujeres rurales dentro de la PAC, «un reconocimiento acorde con su rol en el mundo rural». Ya lo hicieron cuando interpelaron personalmente a Phil Hogan en un encuentro que tuvieron con el Comisario de Agricultura de la UE —Unión Europea— el pasado mes de junio. También han participado en plataformas como el Foro de Acción Rural, y en la jornada «El futuro de la PAC. La agricultura familiar como garantía de sostenibilidad y progreso», organizada el 4 de octubre en Madrid, en la que representantes de las principales instituciones, europeas y nacionales, que intervienen en el proceso de reforma de la Política Agraria europea se enfrentaron a las preguntas de agricultoras y ganaderas de todo el estado. «Necesitamos acciones, y medios para llevarlas a cabo. Nosotras estamos centrando nuestros esfuerzos en conseguir ambas con la vista puesta en la próxima PAC que se está cociendo en los despachos de Bruselas», afirma Teresa López, presidenta de Fademur.

En esta ocasión, además de la lectura del manifiesto reivindicativo de la jornada, se celebraron varias mesas redondas y de debate. Para ello, las mujeres rurales invitaron al acto a representantes de diversos organismos tales como Carmen Calvo —vicepresidenta y ministra de Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad—, Susana Díaz —presidenta de la Junta de Andalucía—, Isaura Leal —comisionada del Gobierno para el reto demográfico— o Iratxe García —presidenta de la delegación socialista española en el Parlamento Europeo—. «Tienen que ver las caras de las personas en cuyas vidas están impactando», declararon desde la Federación.

Revista AFRIGA — El papel de las mujeres productoras y del medio rural en la PAC

Una PAC que perpetúa la desigualdad de género en el medio rural

Para Fademur, hace mucho tiempo que la PAC dejó de ser solo una política orientada a la producción e hizo suyo el objetivo del desarrollo del mundo rural europeo, de la lucha contra la desigualdad entre ciudades y pueblos. Sin embargo, no implementa una perspectiva de género: «En más de cincuenta y cinco años de historia de la PAC, Bruselas nunca ha pasado de dedicarnos a las mujeres rurales más que palabras bonitas. Tenemos nuestro espacio en sus discursos y sus diagnósticos, pero no se acuerda de nosotras cuando toca pasar a la acción y ejecutar los tratamientos. La Unión Europea jamás ha implementado una PAC con perspectiva, y esto es mucho decir a estas alturas», afirma Teresa López.

La dirigente de la organización progresista considera que la ausencia de las mujeres rurales «es inaudita para el tamaño de esta política y el espíritu de la UE», y añade: «pero lo es todavía más al conocer los datos de la desigualdad en el campo europeo». Desde Fademur han señalado que solo un 30 % de las explotaciones de la UE están gestionadas por una mujer, un porcentaje en el que se difuminan casos más graves —como el de los Países Bajos—, que llegan incluso al 5 %. La superficie media de esas explotaciones no alcanza ni la mitad de la media de hectáreas de las gestionadas por hombres —6,4 frente a 14,4 hectáreas—, lo que supone un control del 12 % de las tierras por parte de las mujeres, mientras que en el caso de los hombres asciende a un 61 %. Por tanto, «las mujeres estamos al frente de menos explotaciones agrícolas y estas son más pequeñas, menos rentables y con un menor acceso a la financiación», concluye la presidenta de la Federación.

Las mujeres rurales como clave contra el despoblamiento

En nuestro país, casi siete millones de mujeres viven en zonas rurales. Trabajan principalmente en el sector agroalimentario —ganadería, agricultura y transformación de alimentos—, motor económico de este ámbito, pero también se dedican a la artesanía, el turismo y los servicios de proximidad. Sin embargo, son las primeras afectadas por la falta de oportunidades laborales en cualquiera de estos sectores, sufriendo una tasa de desempleo del 42,8 %. Una escasez que, sumada a la de los servicios básicos para sus familias, les obliga bien a emprender —las mujeres suponen el 54 % de los emprendimientos en los pueblos—, o bien a abandonar los núcleos rurales e irse a los urbanos. Las consecuencias: el envejecimiento, la masculinización y la despoblación del medio rural. Según Teresa López, «es así como España ha llegado a encabezar la lista de los países más despoblados del Sur de Europa. Somos nosotras las que arrastramos a toda la familia a quedarse en el mundo rural si tenemos un empleo y una vida digna».

Ahora es el momento

Por todo lo expuesto anteriormente, Fademur quiso centrar la conmemoración del Día Internacional de las Mujeres Rurales en recabar apoyos, entre las múltiples instituciones presentes, para su petición a Bruselas: «Apuesten por nosotras y diseñen un plan específico para las mujeres rurales dentro de la PAC. Pero no olviden que las medidas deben ir respaldadas de un presupuesto». «Ahora es el momento», han dicho desde la Federación, en referencia al lema de la campaña de la ONU Mujeres —organización de las Naciones Unidas dedicada a promover la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres—, que secundan desde la organización rural.

Apuesten por nosotras y diseñen un plan específico para las mujeres rurales dentro de la PAC. Pero no olviden que las medidas deben ir respaldadas de un presupuesto.

Premios Fademur 2018 y feria de mujeres emprendedoras

Para festejar este día, la Federación mantuvo abierta una feria de sus emprendedoras, en la que se pusieron a la venta alimentos, artesanía y cosméticos procedentes de toda la geografía española. Antes de la clausura del acto, la organización hizo entrega de sus premios anuales a mujeres rurales que destacan por el ejemplo en el que, con mucho empeño, han convertido sus vidas. El Premio Fademur 2018 recayó sobre la cantante Luz Casal por «el reconocimiento y promoción del medio rural que hace cada año en el “Festival de la Luz”, que organiza en su Boimorto natal». Un evento que se ha convertido en una cita cultural de primer orden, en un municipio de A Coruña con poco más de 2.000 habitantes. Las otras mujeres premiadas durante la ceremonia son menos conocidas para el gran público, pero indispensables para su tierra: las andaluzas Maribel Montaño y Rosa León, ambas con larga trayectoria en la lucha feminista del mundo rural. Y, para terminar, Fademur homenajeó a una pareja de artesanas que, desde la pequeña localidad de Castañares de la Rioja, ha conseguido catapultar su proyecto emprendedor, la Despensa del Jabón, al panorama internacional.


—Accede a todos los contenidos de la revista—

Inicia sesión regístrate
https://www.selitel.es/ https://www.deheus.es/ Fonteboa — Centro de Promoción Rural — EFA
Lee el último número