Volver arriba
El 15 de octubre, AMFAR —Federación de Mujeres y Familias del Ámbito Rural— celebró el Día Internacional de las Mujeres Rurales con una jornada que reunió a seiscientas mujeres rurales de toda la provincia en Villarrubia de los Ojos —Ciudad Real—. Bajo el lema «Las Mujeres Deciden», se reivindicó el derecho que tienen las mujeres rurales españolas a ser escuchadas, a determinar su futuro, a ocupar espacios de representatividad en los órganos de decisión y a ser el centro de las políticas de desarrollo rural. Para ello contaron con la con la participación de un amplio grupo de ponentes, mujeres emprendedoras y expertas en materia de despoblación rural, emprendimiento y liderazgo de las mujeres rurales.

Para AMFAR, el 15 de octubre es una fecha clave para sacar a la luz las demandas de los millones de mujeres rurales españolas, reconocer su papel en la sociedad rural y en las explotaciones agrarias, y potenciar su protagonismo en las nuevas políticas de desarrollo rural, con un objetivo: frenar la despoblación, el envejecimiento y la masculinización de los municipios españoles, y la falta de relevo generacional en el campo. «En AMFAR llevamos años insistiendo en que la presencia femenina es determinante para asegurar el futuro de nuestros pueblos. Las mujeres rurales son la mejor garantía de que nuestro mundo rural se mantenga vivo y dinámico», afirma Lola Merino Chacón, presidenta nacional de la Federación.

Las mujeres rurales son la mejor garantía de que nuestro mundo rural se mantenga vivo y dinámico.

Y es que la población rural en España ha descendido en el último trienio a un ritmo de 45.000 habitantes por año. Merino señala que «en este siglo XXI son necesarias nuevas políticas que promuevan la igualdad de oportunidades real y efectiva entre mujeres y hombres, que generen empleo de calidad, que fomenten la incorporación de las mujeres al sector agrario, que las convierta en líderes del emprendimiento, que garanticen los servicios sociales, el acceso a las nuevas tecnologías, la reducción de las diferencias retributivas y la corresponsabilidad en el reparto de las tareas familiares y domésticas».

La jornada fue inaugurada por Encarnación Medina —alcaldesa de Villarrubia de los Ojos—, que estuvo acompañada por Esperanza Úbeda —presidenta local de AMFAR-Villarrubia— y por la ya citada presidenta nacional AMFAR.

El derecho a decidir y la participación activa

El medio rural español, que supone casi el 90 % de la superficie del país, pierde cinco habitantes por hora. Para frenar esta sangría demográfica, la dirigente nacional de AMFAR considera que es imprescindible contar con la participación activa de las mujeres rurales en los diferentes ámbitos socioeconómicos. Por ello, desde su organización reclaman la voz de estas mujeres en el diseño de las políticas, en la toma de decisiones y en los foros de participación social: «Vamos a defender el derecho de las mujeres a opinar, a decidir y a determinar su presente y su futuro».

En este sentido, Lola Merino reivindicó la participación de las mujeres rurales en el debate de la PAC —Política Agraria Común—, ya que las perceptoras representan el 37 % del total nacional. También reclamó mejoras en la Ley de Titularidad Compartida de las Explotaciones Agrarias, que faciliten la profesionalización de las mujeres en el sector agrario. Una ley, señaló, que vino a dar respuesta a una reivindicación histórica de AMFAR «con la que conseguimos dar visibilidad a todas las mujeres que trabajaban en las explotaciones agrarias y lo hacían como ayuda familiar». Sin embargo, considera que deben darse los pasos oportunos para su mejora y solucionar las lagunas que presenta la legislación, en aras de lograr una mayor incorporación de las mujeres al sector agrario, puesto que, después de seis años en España, tan solo 477 mujeres están dadas de alta, 130 de ellas en Castilla-La Mancha.

La presidenta de AMFAR, para quien la presencia de mujeres en la política española también evidencia una brecha en materia de igualdad en la toma de decisiones, destacó igualmente que la representación de las mujeres rurales españolas en los órganos de decisión es escasa, y en ocasiones prácticamente testimonial. De hecho, la representación femenina en los Consejos Rectores de las Cooperativas Agrarias no supera el 5 %, mientras que las titulares de explotaciones agrarias alcanzan el 29 %.

«Pese a estas circunstancias, las mujeres rurales han demostrado su coraje, sobre todo en los años más duros de la crisis económica, donde representaron el 54 % del total de los emprendedores españoles», afirma Lola Merino que, para concluir, denunció que el Gobierno regional de Castilla-La Mancha trabaje en una Ley de Mujeres Rurales sin haber contado con las organizaciones de este colectivo: «Hasta el día de hoy no conocemos cuáles son los objetivos que persigue esta nueva norma, ni qué medidas va a contemplar, porque ni hemos sido consultadas, ni tenemos información alguna al respecto. Una situación que nos traslada a otras épocas en las que los gobiernos practicaban aquella máxima de “todo por el pueblo, pero sin el pueblo”». En esta línea, ha instado al Ejecutivo de García Page a mantener encuentros de trabajo con las organizaciones de mujeres rurales, «que somos las verdaderas conocedoras de las necesidades y demandas de un colectivo para el que estamos trabajando desde hace ya más de veinticinco años».

La despoblación rural, el emprendimiento y el liderazgo de las mujeres rurales

Las actividades de la jornada conmemorativa —ponencias y mesas redondas— giraron en torno a estos tres ejes fundamentales. En la conferencia inaugural, Antonio Serrano, alcalde de Peñas de San Pedro —Albacete— y miembro de la Comisión de Despoblación de la FEMP —Federación Española de Municipios y Provincias—, abordó los retos a los que nos enfrentamos con el problema del despoblamiento rural. A continuación se dedicó una mesa redonda al emprendimiento femenino rural, en la que se trató la importancia socioeconómica del empleo femenino. Moderada por Rosario Roncero —Concejala del Ayuntamiento de Ciudad Real—, en ella participaron Cristina Tirado —Presidenta de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Ciudad Real—, Mariana Fuentes —Directora de la Oficina Nacional de Titularidad Compartida— y Belén de Nova —emprendedora de Cózar y futura cooperativista—. La segunda mesa redonda versó sobre la importancia del liderazgo femenino y la incorporación de las mujeres a la toma de decisiones. Esta mesa fue moderada por la periodista Aurora Galisteo Gámiz, y contó con la presencia de cinco alcaldesas de la provincia de Ciudad Real: Encarnación Medina —Villarrubia—, Mercedes Escabias —Alamillo—, Isabel Mansilla —Agudo—, Mª Antonia Álvaro —Torralba de Calatrava— y Ana Mª López —Carrión de Calatrava—.

Revista AFRIGA — Las mujeres deciden

Acompañado de Lola Merino y Encarnación Medina, clausuró el acto Francisco Núñez —presidente del PP en Castilla-La Mancha—, quien recalcó que en materia de desarrollo rural «es el momento de pasar de los eslóganes a la realidad». Núñez recordó que su comunidad es una región envejecida y despoblada y que, para fijar población, es necesario generar empleo: «Debemos trabajar para que las mujeres y los jóvenes se incorporen al sector primario, y para eso debemos escuchar sus demandas y sus necesidades». En esta línea, Núñez anunció que llevará a cabo una visita a Bruselas, acompañado por la dirigente nacional de AMFAR, para trasladar estos asuntos a los responsables de agricultura de la Unión Europea: «No vamos a consentir que se tomen decisiones en esta materia sin contar con las mujeres rurales, como hasta ahora ha ocurrido en nuestra región», señaló.

Para conmemorar tan señalado día, AMFAR organizó más actos con diversas actividades por todo el territorio español, incluyendo comunidades como Andalucía, Castilla y León o la Comunidad Valenciana.


—Accede a todos los contenidos de la revista—

Inicia sesión regístrate
https://www.selitel.es/ https://www.deheus.es/ Fonteboa — Centro de Promoción Rural — EFA
Lee el último número