17.2 C
Galicia
sábado, junio 22, 2024

La colaboración publico-privada se va a intensificar en el sector forestal gallego a favor de la valorización de las frondosas

  • José González definió esta línea de trabajo como un “reto de futuro”, teniendo en cuenta “la importancia que estas masas arbóreas tienen en el territorio, en la prevención de incendios, en la sostenibilidad y en la biodiversidad de nuestros montes”
  • Explicó que esta coordinación ya se plasma en el Plan estratégico de la industria forestal-madera, en la que se actuó “por partes, ahondando primero en el conocimiento del recurso para luego saber dónde colocarlo, por la vía del producto”
  • Puso en valor las herramientas de la Ley de recuperación de la tierra, y especialmente las agrupaciones forestales de gestión conjunta, como fórmula para luchar contra el minifundismo y la fragmentación de la propiedad
  • Anunció también que la Xunta va a incrementar en 1,2 millones de euros el crédito de las ayudas en vigor para la mejora de la gestión activa de las masas consolidadas de frondosas autóctonas, hasta llegar la casi los 2 millones de euros

El conselleiro del Medio Rural en funciones, José González, destacó hoy la apuesta de la Xunta por el cierre de los ciclos industriales de la madera en Galicia, de forma que “me los sea quien de transformar y dar mayor valor añadido a nuestros recursos endógenos”, como son las frondosas autóctonas, que constituyen la base del crecimiento y de la resiliencia del sector forestal.

El conselleiro intervino en la clausura del Simposio internacional “Las frondosas autóctonas: la resiliencia del sector forestal?”, celebrado esta semana en Lugo, un acto en el que estuvo acompañado por el director general de Planificación y Ordenación Forestal, José Luis Chan, y por el director de la Agencia Gallega de la Industria Forestal, Jacobo Aboal.

En su intervención, José González empezó por poner de relieve a importancia del sector forestal en Galicia, con datos como sus 1.500 empresas, los 2.700 millones de euros de facturación o la generación de prácticamente 20.000 empleos. Y reiteró la decidida apuesta de la Xunta “por un sector que genera valor añadido, muchos puestos de trabajo y que contribuye a la biodiversidad y también a la sostenibilidad de nuestro rural”.

En este contexto, el conselleiro advirtió que “tenemos una industria muy adaptada a las coníferas, pero hace falta intensificar el esfuerzo sobre las frondosas”, por lo que definió como reto de futuro para el sector gallego lo de valorizar estas masas, especialmente aquellas de 20 o 30 años o menos, que se encuentran en zonas de semi abandono. Destacó además que la superficie de frondosas de Galicia está, fundamentalmente, en terrenos de propiedad privada, con mucha fragmentación de la propiedad, lo que supone una mayor complejidad a la hora de realizar su aprovechamiento. Por eso, destacó la labor que se hace a través de las diferentes figuras de la Ley de recuperación de la tierra agraria de Galicia que en el campo forestal tienen como elemento destacado “las agrupaciones de gestión conjunta” para luchar contra el minifundismo, destacó.

En esta misma línea, el conselleiro indicó que “en este rato tenemos casi 500 hectáreas de castañares en estado de infrautilización, en las que fuimos quien de convencer sus propietarios para que constituyan esas agrupaciones”. Y añadió que, para poner en marcha estas entidades, “nos sirve casi cualquier instrumento jurídico admisible en derecho”, desde las asociaciones sin ánimo de lucro hasta las asociaciones de propietarios, comunidades de bienes o sociedades civiles, pero que “lo que queremos es conseguir que se agrupe la propiedad, para poder actuar en el territorio”.

La mayores, el conselleiro hizo especial hincapié en la “colaboración y coordinación pública-privada”, que -dijo- se plasma en iniciativas como el Plan estratégico de la industria forestal-madera. Para esta planificación, subrayó, “actuamos por partes, ahondando primero en el conocimiento del recurso para luego saber dónde colocarlo, por la vía del producto”.

Como conclusión, González hizo un llamamiento al sector para que “entre todos hagamos el esfuerzo de impulsar esa valorización de las frondosas autóctonas, por la importancia que tienen en el territorio, en la prevención de incendios, en la sostenibilidad y en la biodiversidad de nuestros montes”.

En este contexto, el titular de Medio Rural en funciones abogó por seguir convocando, desde la Xunta, líneas de ayudas de apoyo al sector. Y defendió el aval que en este sentido supone la aportación, por parte del Gobierno gallego, de cerca de 25 millones de euros solo en el último año para la industria forestal-madera en nuestra comunidad, así como de cinco millones de euros para fomentar la construcción en madera, a través de una orden de ayudas de carácter bianual, para el período 2024-2025. En este sentido, precisamente hoy el Diario Oficial de Galicia publica la convocatoria de 2024 de las ayudas para impulsar el conocimiento y la competitividad de la industria forestal-madera de Galicia, dotada con un presupuesto de 800.000 euros.

Todo esto, subrayó González, ve orientado cara el producto, pero también se trabaja en el recurso. Así, mencionó que la Xunta va a incrementar en 1,2 millones de euros el crédito de las ayudas para la mejora de la gestión activa de las masas consolidadas de frondosas autóctonas. De este modo, la dotación de estas subvenciones -que cuentan con dos líneas, una destinada a la regeneración o mejora de masas consolidadas de frondosas autóctonas y otra centrada en la gestión forestal sostenible para usos silvopastorais en las mismas- pasará de los 680.000 hasta casi los 2 millones de euros. Al tiempo, también se ampliará un mes el plazo de presentación de solicitudes, hasta el próximo día 8 de abril.

Mercado voluntario de créditos de carbono

En este mismo sentido, el conselleiro recordó también que Galicia es la primera comunidad española que regulará el mercado voluntario de créditos de carbono, en el seno de la Ley de promoción de los beneficios sociales y económicos de los proyectos que utilizan los recursos naturales de Galicia -Utility-, junto a un decreto de desarrollo “que estamos ultimando”, remarcó González.

Última jornada del simposio

A última jornada de este simposio estuvo centrada en la transición digital y en las estrategias regionales de frondosas que se están aplicando en Europa. De este modo, la sesión sobre digitalización contó con representantes de diferentes empresas del sector, así como de la propia Agencia Gallega de la Industria Forestal. Por su parte, la dedicada a las estrategias regionales participaron expertos de Francia, Bélgica y Navarra, junto a una responsable de la Organización europea de aserraderos.

En esta cita internacional -que tuvo lugar a lo largo de los últimos tres días en la sede de la UNED en Lugo- participaron expertos de Galicia y de otras partes de España, además de conferenciantes de hasta ocho países europeos diferentes. El objetivo de este foro facilitar la puesta en común de las diferentes perspectivas europeas en este campo y favorecer el debate alrededor de las herramientas de apoyo a la toma de decisiones y evaluaciones de resiliencia, para seguir mejorando la cadena de valor forestal en Galicia.

Artículos relacionados

- Advertisement -spot_img

ÚLTIMOS ARTÍCULOS