Volver arriba

MICOTOXINAS en Galicia
viejas conocidas

mayo 17, 2019

De las micotoxinas empezamos a oír, tanto ganaderos como técnicos, a finales del último milenio, aunque no las conocíamos por ese nombre, ya eran sustancias muy cotidianas. La penicilina puede considerarse una de ellas, pues es producida por el hongo Penicillium para eliminar otros microorganismos que le puedan hacer competencia. Descubierta por Fleming cuando este se fijó en una placa de cultivo olvidada en un rincón de su laboratorio y que se había contaminado con el hongo, observó que se había producido una zona en la que las bacterias habían dejado de crecer formando un halo o una calva alrededor del hongo.
Como ya dijo Paracelso: “Todas las sustancias son venenos, no hay cosa que no, la dosis correcta diferencia un veneno de un remedio”. Otra micotoxina que se ajusta a esta definición y que lleva mucho tiempo ligada a Galicia, es la ergotamina extraída del cornezuelo del centeno (Claviceps purpurea), pero con otros muchos nombres en gallego como cornello, cornecho, dentón, caruncho, corno o grao de corvo. Es una micotoxina cuyas consecuencias se conocen desde épocas muy antiguas y descrita ya en la edad media: el ergotismo o fuego del infierno o de San Antón que está causado por la ingestión accidental de pan fabricado con centeno o bien consumido voluntariamente para aprovechar el efecto alucinógeno al derivar la ergotamina a LSD (ácido L Lisérgico). Aunque además de en el centeno puede crecer en otros cereales, incluso en las espigas de las herbáceas. De una u otra manera, provocaba,
además de estas alucinaciones, una sensación de quemazón y gangrenas que podían acabar con el desprendimiento de los dedos de las manos o de los pies o, incluso, de estos miembros en su totalidad.
Como otro ejemplo en palabras de Paracelso el efecto vasoconstrictor que provoca la gangrena a dosis moderadas fue aprovechado como abortivo y antihemorrágico en medicina humana, también hasta hace poco formaba parte junto a los estrógenos del PARIESPULSIN® usado en medicina veterinaria para facilitar la expulsión de la placenta cuando había retención con muy buenos resultados.

A finales del XIX se crearon industrias en EEUU, Canadá e Inglaterra para la elaboración de medicamentos a partir de la ergotamina y el caruncho gallego gozaba de muy buena fama, pues tenía altísima concentración de principio activo. Desde puertos como Vigo y La Coruña salían cargamentos de este hongo, producto de la recolección del campesinado gallego que veía muy rentable esta actividad.

Instituto Bioquímico Miguel Servet

Dos científicos formados en la universidad de Santiago: el médico Ramón Obella Vidal y el farmacéutico Francisco Ruvira, con la colaboración del galleguista Alexandre Bóveda y el químico Fernando Calvet, fundan en Vigo el instituto Bioquímico Miguel Servet para producir, a partir de la ergotamina el Pan Ergot®, remedio para las migrañas.
Mas tarde se les unen los hermanos Fernández López, que son los mismos que fundarían Pescanova y Frigsa.
Con estas dos incorporaciones se constituye la industria farmacéutica Zeltia, también vinculada a productos de veterinaria como el célebre ZOOGAMA®. Hoy la rama Pharmamar es la que acapara mayor prestigio al fabricar, a partir de un alga marina, Ecteinascidia turbinata cuyo principio activo es la trabactedina del medicamento Yondelis® eficaz antitumoral.

Hoy en la Plaza de Eugenio Fadrique de Vigo, donde confluyen Tomas Alonso y Camiño do Chouzo, todavía podemos ver en el friso del instituto de enseñanza media que ocupa esta esquina grabado en piedra: “Instituto Bioquímico Miguel Servet”, como testigo de esta singular historia que nos demuestra que, aunque la preocupación real por las micotoxinas es un tema que llegó a los técnicos y ganaderos gallegos de vacuno de leche hace poco, ya eran de sobra conocidas. Es también un bonito ejemplo de creación de industria transformadora de los recursos generados en nuestro país, demanda de los sectores primarios que sigue de actualidad para que quede en Galicia más valor añadido.

 

Actualidad sobre las micotoxinas en el vacuno de leche: Aspectos legales

Las micotoxinas se engloban dentro del conjunto de sustancias indeseables reguladas por la UE en la directiva 2002/32 CE, transcrita a la legislación española por el Real Decreto 465/2003.

 

Será de importante el control de aflatoxinas en pienso y materias primas para aflatoxina B1 y en leche para aflatoxina M1 para poder comercializar la leche

 

Además, se deben considerar los niveles máximos de cada micotoxina para cada especie animal según legislación actual, recomendaciones y problemas productivos que puedan ocasionar. En cuanto a la legislación sobre micotoxinas en la UE, se deben considerar los R.D. que legislan la aflatoxina y las recomendaciones de niveles del resto de micotoxinas:

Micotoxinas en el vacuno de leche

Límites legales Afl. B1 (Subs. Indeseables). REAL DECRETO 465/2003, de 25 abril, sobre las substancias Indeseables en alimentación animal / recomendaciones de otras micotoxinas, RECOMENDACIÓN DE LA COMISIÓN de 17 agosto de 2006 sobre la presencia de deoxinivalenol, zearalenona, ocratoxina A, toxinas T-2 y HT-2 y fumonisinas en productos destinados a alimentación animal / recomendaciones de otras micotoxinas, RECOMENDACIÓN DE LA COMISIÓN de 27 de marzo de 2013 sobre la presencia de las toxinas T-2 y HT-2 en cereales y productos a base de cereales / recomendaciones de otras micotoxinas, RECOMENDACIÓN DE LA COMISIÓN de 4 de noviembre de 2013 sobre la presencia de las toxinas T-2 y HT-2 en piensos de gatos / límites legales para micotoxinas para consumo humano, REGLAMENTO (CE) Nº 1126/2007 DE LA COMISIÓN de 28 de septiembre de 2007 que modifica el Reglamento (CE) Nº1881/2006 que fija el contenido máximo de determinados contaminantes en los productos alimenticios por lo que se refiere a las toxinas de Fusarium en maíz y productos del maíz / límites legales para Aflatoxina B1, B2, G1 i G2. RD 475/1988 (publicado 20-05-1988), útil si la materia primera no está en el RD 1881/2006.

En resumen, la legislación considera unos niveles máximos para aflatoxinas en pienso y materias primas para aflatoxina B1 y en leche para aflatoxina M1 (ver tabla de niveles), y por tanto será de importancia su control para poder comercializar la leche.

 

Recomendaciones de manejo para evitarlas

Las micotoxinas son metabolitos originados por los hongos, capaces de contaminar todo tipo de materias primas y causar importantes daños en los animales. A estas sustancias, metabolitos tóxicos, se les llama micotoxinas (del griego mykes, hongo; y del latín toxicum, veneno), y se pueden diferenciar dos grandes grupos según si se producen en el campo (micotoxinas de campo) o bien se producen durante la conservación del grano, forraje u otro alimento (micotoxinas de conservación).

Preparación de las muestras de granos para analizar

Hay por tanto que evitar el crecimiento de hongos en el campo, así antes de la siembra considerar el uso de variedades resistentes, la rotación de cultivos, utilizar semillas tratadas, evitar hacinamiento plantas, preparación del terreno arando y enterrando los restos del cultivo anterior (eliminación de restos de cañas), etc. Durante el cultivo y antes de la cosecha hay que considerar mejoras en el manejo del cultivo, evitar estrés de la planta por falta de riego, reducción del daño por insectos, por aves o por otros animales, reducción de daños mecánicos, control de plagas y malas hierbas, uso de fungicidas, evitar el riego por aspersión en el momento de la floración, etc.

En la conservación de granos y forrajes hay también que evitar el crecimiento fúngico. Así en los silos crecen hongos por situaciones que permitan un exceso de circulación de aire: falta de compactación, exceso de materia seca, poco avance del silo, rotura de plásticos etc.

Otra recomendación sería el uso de aditivos de ensilaje y conservantes con acción antifúngica (inhibición de hongos) en el momento del ensilado: benzoico o benzoato, sórbico o sorbato, propiónico o propionato, acético o acetato.
También hay la opción de usar bacterias lácticas que sean heterofermentativas y productoras de ácido acético (Lactobacillus Buchneri).

 

Tabla de hongos productores de micotoxinas

La recomendación en una granja de vacuno de leche, es hacer un monitoreo de las micotoxinas, con analíticas de la mezcla unifeed de rutina o cuando haya un cambio de forrajes, y si el total es alto o bien alguna micotoxina está por encima de los límites recomendados, se deberá valorar el efecto sinérgico de las mismas y usar un adsorbente de micotoxinas, hacer más analíticas de las materias primas sospechosas de estar más contaminadas, limitar la inclusión de las materias primas con más alta concentración , etc. Hay que tener en cuenta en el monitoreo la problemática de hacer muestras representativas por la alta variabilidad de niveles de micotoxinas, así como los errores analíticos por la presencia de micotoxinas enmascaradas (conjugados de glucosa con micotoxinas) que no se detectan en analíticas.

 

Recomendamos siempre el uso preventivo en el pienso o en el carro mezclador de un secuestrante adsorbente de micotoxinas de amplio espectro

 

Tabla de niveles máximos recomendados de micotoxinas (adaptado de A. Gimeno)

 

Micotoxinas de tricotecnos

 

Analíticas de ADIAL en Galicia

En un estudio realizado por ADIAL de muestras de micotoxinas de ganaderías de vacuno de leche de clientes de Galicia (periodo 2013-2018) analizadas en el laboratorio ELAB, se recogen los datos de más de 60 analíticas, aunque en algunas sólo se realizó la determinación de una sola micotoxina, había 34 muestras de unifeed y en todas estas se analizaron aflatoxinas y DON, y en algunos casos también zearalenona, T-2 y fumonisinas.
El resto eran muestras de pienso, ensilados de maíz, de hierba, henos, alfalfa y bagazo. Según tabla de niveles máximos adjunta, han dado positivo en el total de las muestras y en % sobre la micotoxina analizada:
DON (Vomitoxina): 30/43 (69%); Aflatoxinas: 15/54 (27%); T-2: 2/7 (28%); Zearalenona: 9/32 (28%); Fumonisina: 0/14 (0%)

Es decir, hay una alta incidencia de vomitoxina (DON) en las muestras analizadas en Galicia, y en menor medida de zearalenona, T-2 y aflatoxinas.
Se detectaron niveles altos en todas las muestras de silo de maíz y también en las de alfalfas, pero hay que considerar que, así como en el caso de las muestras de unifeed algunas eran analíticas rutinarias y de control, para las muestras de alguna materia prima o forraje estas mayoritariamente se analizaron por alguna sospecha de modo que es lógico que aparezcan niveles altos en su determinación, no son ni mucho menos muestreos efectuados al azar.

 

Consecuencias

En cuanto a los efectos de las micotoxinas en vacuno de leche, están descritos efectos de la zearalenona en problemas reproductivos (prolapsos, muerte embrionaria, vulvovaginitis, ovarios císticos), efectos inmunosupresores y problemas digestivos por los tricotecenos (T-2, DON), bajada de producciones, bajada de ingesta, etc.

La aflatoxina B es la más temible, pues se transforma en Aflatoxina M en la leche que es potencialmente cancerígena, pudiendo ocasionar un problema sanitario cuando se excede de 0,5 ppb su presencia en leche.

En los ensilados crecen también hongos que producen micotoxinas con efectos negativos en las producciones (patulina, ácido micofenólico, roquefortinas, fumitremorgens, cerruculogen, monacolinas, Toxina PR, ácido penicílico, marcfortinas, andrastinas, PR-imina, PR-amida) y en los henos también se pueden encontrar toxinas de alternaria, ácido ciclopiazónico, ácido micofenólico, roquefortinas, etc.

Así se han descrito efectos negativos en vacuno de leche del ácido micofenólico, roquefortina C y Toxina P produciendo gastroenteritis, intestino hemorrágico, reducción funcionalidad ruminal y de absorción intestinal, diarrea y cetosis; del ácido micofenólico produciendo inmunosupresión; y de la Roquefortina C produciendo problemas locomotores.

 

Uso de secuestrantes en caso de sospecha o de contaminación verificada

En caso de tener ya la seguridad que la mezcla o el silo está contaminado con micotoxinas, debemos de evaluar si merece la pena o no su consumo y en qué cantidad para al menos intentar diluir la concentración. También nos podemos ayudar del uso de un (secuestrante) adsorbente de micotoxinas de amplio espectro a añadir al pienso o a la mezcla unifeed. Debe ser eficaz para adsorber, secuestrar, inactivar por biotransformación y aumentar las defensas (inmunomodulación) contra los distintos tipos de micotoxinas, con una acción de amplio espectro para el control de aflatoxinas y para el control del resto de micotoxinas con efectos más negativos en la vaca de leche (tricotecenos y zearalenona).
La EFSA hace una clasificación de los diferentes agentes detoxificadores o reductores de micotoxinas, diferenciando los agentes adsorbentes y los agentes biotransformadores.
Entre los agentes adsorbentes hay los minerales tipo aluminosilicatos (bentonitas, zeolitas, illitas, caolinitas, HSCAS) o tipo carbón activo, así como los orgánicos (paredes de levadura o betaglucanos, fibras micronizadas, polímeros, ácidos húmicos, etc.); y entre los agentes biotransformadores hay varios enzimas como las epoxidasas. Tener en cuenta que estas moléculas son extremadamente resistentes, poseen, casi todas, grupos epoxi como el que tienen las resinas industriales. Resisten las altas temperaturas y los tratamientos químicos y no se pueden destruir, solamente secuestrar o biotransformar.
También hay que considerar que podemos tratar el alimento para eliminar el hongo productor de estas substancias que fueron elaboradas bien en el cultivo, transporte o durante la conservación, pero no las micotoxinas, por lo que la ausencia de hongos eliminados por fungicidas, tratamiento térmico o por desecación (granos) o mejorando las `pautas de manejo que evitan la disponibilidad de oxígeno (silos).

Por último, decir que recomendamos siempre su uso preventivo en el pienso o en el carro mezclador, tanto para evitar las consecuencias de un problema en la salud humana por la presencia de Aflatoxina M en la leche o bien causar problemas zootécnicos que nos hagan enfermar nuestros animales con consecuencias económicas.

 


 

LEE LA REVISTA AFRIGA #138

 

https://www.selitel.es/ Fonteboa — Centro de Promoción Rural — EFA
Lee el último número