Volver arriba

Ensilado forrajero: aspectos básicos para un enfoque estratégico

septiembre 3, 2018
El ensilado de forrajes se ha convertido en la base alimentaria de las explotaciones lecheras y, por lo tanto, en el pilar básico de su producción, sobre todo en aquellas con aprovechamientos intensivos o tendentes a la intensificación. También repercute en la salud de los animales, favoreciendo la producción en el medio plazo y reflejándose, como beneficios, en la cuenta de resultados de la granja. Por todo ello, uno de los objetivos centrales en la planificación de cualquier ganadería debe ser la obtención de un buen ensilado que, además de cantidades, aporte unas correctas condiciones de conservación e higiene. Este artículo repasa los principales factores que pueden ayudarnos a conseguirlo.

Texto y fotos: Sonia Pereira Crespo
Tecnóloga del INGACAL —Instituto Galego da Calidade Alimentaria—. Grupo de investigación de sistemas de alimentación para la producción de leche del CIAM —Centro de Investigacións Agrarias de Mabegondo—


Factores determinantes para un buen ensilado

Un sistema eficiente de producción de vacuno de leche basado en los forrajes exige utilizar ensilados de calidad, con alto valor nutricional. Los dos objetivos básicos en su obtención son:

  • Ensilar un forraje de alto valor nutritivo.
  • Asegurar una correcta conservación de estos forrajes.

El valor nutricional del ensilado está condicionado fundamentalmente por dos aspectos:

  • Las características intrínsecas del forraje en el momento del corte.
  • La calidad de fermentación desarrollada durante el almacenamiento en el silo.

Desde el punto de vista agronómico, para obtener un ensilado de alta calidad se deben contemplar aquellos factores que ejercen una fuerte influencia sobre los rendimientos y el valor nutricional de los forrajes, a saber:

  • Factores relacionados con su genotipo: especies/variedades.
  • Estado fenológico: fecha de corte.
  • Factores ambientales: localidad y año.

Principales características de los ensilados

Los dos principios básicos de la conservación mediante ensilado son:

  • Conseguir lo antes posible condiciones de anaerobiosis —ausencia de oxígeno— en el forraje.
  • Disminuir el pH de manera rápida, hasta un valor ideal de 4,0.

La ensilabilidad de un forraje es la mayor o menor facilidad para fermentar correctamente de forma natural, y los tres factores que la caracterizan son:

  • El contenido de carbohidratos solubles en agua, sustrato para la fermentación láctica.
  • El contenido en materia seca del forraje —MS—, importante también por la producción de efluente, que ocasionaría importantes pérdidas de materia seca y un grave riesgo medioambiental.
  • La capacidad tampón, que se define como la resistencia a la acidificación durante la fermentación.
Maíz forrajero

Atendiendo a los factores expuestos anteriormente, el maíz forrajero es un cultivo ideal para ser ensilado por las características que presenta:

  • Gran facilidad para ensilar.
  • Alto contenido en MS.
  • Bajo poder tampón.
  • Alto contenido en carbohidratos solubles, que favorecen la fermentación láctica y una rápida bajada de pH.

En la práctica el principal peligro no es la fermentación incorrecta, sino la entrada de aire cuando se ensila maíz muy seco, con valores de materia seca superiores al 35 %. Esto provoca que resulte difícil conseguir una buena densidad en la compactación del forraje y, por lo tanto, mantener la estanqueidad del silo durante el almacenamiento.

En la práctica el principal peligro no es la fermentación incorrecta, sino la entrada de aire cuando se ensila maíz muy seco.

Revista AFRIGA — Ensilado forrajero

Hierba

En el caso de la hierba, existen notables diferencias en el contenido de carbohidratos solubles de una especie a otra, siendo alto en raigrases y bajo en leguminosas. Este contenido también varía para una misma especie, en función de la edad y el ciclo de aprovechamiento. Adicionalmente, existe una correlación positiva con la intensidad luminosa, y negativa con la fertilización nitrogenada. El poder tampón depende igualmente de la especie vegetal, en particular en el raigrás italiano anual, siendo alto en leguminosas y bajo en gramíneas.

Un exceso de humedad en el forraje, es decir, una materia seca baja —inferior al 25 %—, puede tener un efecto negativo en el proceso de fermentación. Con contenidos en MS inferiores al 15 %, las bacterias clostrídicas pueden no ser suprimidas a un pH de 4,0. En Galicia las lluvias persistentes dificultan el ajuste entre el momento óptimo de cosecha de la hierba y unas condiciones de presecado apropiadas. Aún así, en la medida de lo posible, debe evitarse ensilar forrajes con un contenido de materia seca inferior al 20 %, ya que esto provocaría una deficiente fermentación.

El primer corte de hierba suele realizarse cuando el contenido en materia seca oscila entre el 15 y el 20 % —o incluso inferior, si la climatología es adversa—, por lo que el secado del forraje en el campo es una práctica habitual y recomendable.

En el ensilado de hierba se recomienda elevar el contenido en materia seca hasta aproximadamente el 25-30 %, mediante un correcto presecado. Este proceso tiene un efecto positivo sobre la calidad de fermentación, pero su utilidad se ve limitada por la dependencia de la climatología. Por lo tanto, es necesario planificar adecuadamente las tareas de ensilado, prestando especial atención a las condiciones meteorológicas durante el presecado y teniendo en cuenta que este no debe ser excesivo, ya que unos niveles de materia seca del 35-40 % dificultarían la adecuada compactación en el silo.

Revista AFRIGA — Ensilado forrajero

Diferencias nutricionales entre el ensilado de maíz y el de hierba

La utilización eficiente de ensilados en la alimentación del ganado, en particular en el vacuno de leche, exige conocer de manera rigurosa su valor nutricional, especialmente el valor energético y proteico, con el fin de ajustar de manera adecuada su inclusión en la ración. Para ello es imprescindible tomar muestras representativas del total de los ensilados y enviarlas a un laboratorio de servicio que proporcione resultados fiables y precisos. En este sentido, el LIGAL —Laboratorio Interprofesional Galego de Análise do Leite— cuenta con la tecnología NIRS para la estimación nutricional de ensilados, cuyas calibraciones son actualizadas anualmente en base al esfuerzo colaborativo de este laboratorio y los centros públicos de investigación dependientes de la Consellería do Medio Rural de la Xunta de Galicia, en el contexto del convenio CIAM-LIGAL.

El perfil energético del ensilado de maíz se complementa adecuadamente con el perfil proteico del ensilado de hierba.

Desde un punto de vista nutritivo, el ensilado de hierba destaca por ser un alimento de valor proteico medio-alto con un moderado contenido energético. Los valores medios de materia seca —MS—, proteína bruta —PB— y digestibilidad —DMO— de las muestras recibidas y analizadas durante los últimos quince años en el LIGAL son:

  • MS: 33,2 %
  • PB: 12,7 % MS
  • DMO: 63,7 %

Por su parte, el ensilado de maíz destaca por ser un alimento de bajo contenido proteico y elevado valor energético, debido a su moderado contenido en fibra y alto contenido en almidón. En este caso, las muestras recibidas y analizadas en el LIGAL aportaron los siguientes valores medios de materia seca —MS—, almidón —AMD—, digestibilidad de la materia orgánica —DMO—, energía neta leche —UFL— y proteína bruta —PB—:

  • MS: 32,8 %
  • AMD: 29,1 % MS
  • DMO: 70,5 %
  • UFL: 0,94 / Kg MS
  • PB: 7,9 % MS

A la hora de elaborar raciones equilibradas y económicas para el ganado lechero, el perfil energético del ensilado de maíz se complementa adecuadamente con el perfil proteico del ensilado de hierba, en particular de trébol o de otras leguminosas forrajeras.


—ARTÍCULO COMPLETO DISPONIBLE EN AFRIGA #136—

En el artículo completo, Sonia Pereira también nos ofrece recomendaciones generales para el ensilado y el momento óptimo de corte. Además, analiza los principales problemas de los ensilados en Galicia y la evolución en su calidad.


—Accede a todos los contenidos de la revista—

Inicia sesión regístrate
https://www.selitel.es/ https://www.deheus.es/ Fonteboa — Centro de Promoción Rural — EFA
Lee el último número