Volver arriba

✓ El pastone sería la mazorca integral, mientras que en el grano húmedo se desprecia el zuro o carozo por lo que tiene menos fibra y mayor energía. Ambos son el resultado de la fermentación anaeróbica del maíz.

✓ El grano de maíz, rico en almidón, bajo contenido en tierra y pobre en proteína, cenizas y fibra, es una materia prima ideal para LA FERMENTACIÓN LÁCTICA .

4 SON LOS FACTORES QUE AFECTAN A SU FERMENTACIÓN:

  1. Humedad óptima un 32%: El agua es necesaria para la fermentación. Con mucho más de esto pueden crecer bacterias no deseables y haber pérdidas por lixiviación y si está demasiado seco fermentará poco.
  2. Molienda: necesaria para que los almidones estén disponibles para los bacterias ácido lácticas. Las partículas deberán estar entre 0,9 y 1,25 mm. Cuanto más seco más molido para que fermente y compacte mejor.
  3. Anaerobiosis: Un llenado y cerrado lento puede llegar a comportar pérdidas de hasta el 11% en el ensilado de grano de maíz (Brüning et al., 2018). Buena compactación y plástico impermeable son necesarios.
  4. Tiempo: Además, algunos estudios demuestran que cuanto más tiempo tengamos ensilado el pastone mayor será su digestibilidad. A los 60 días se puede considerar fermentado, aunque cuanto más tiempo mayor digestibilidad (Benton et al., 2005; Hofffman et al., 2011).

Las proteínas hidrofóbicas o zeínas (proteínas “zein”) que encapsulan parte del almidón del maíz se solubilizan en ácido láctico y en ácido acético, y son degradadas mediante la actividad proteolítica del ensilado, liberando así el almidón, que será mucho más accesible a las bacterias del rumen.

A medida que avanza el tiempo de ensilado se hace más digestible la materia orgánica en general y la proteína. La digestibilidad del almidón será mayor cuanto más tiempo esté cerrado el ensilado.

https://www.selitel.es/ Fonteboa — Centro de Promoción Rural — EFA
Lee el último número