23.6 C
Galicia
sábado, agosto 13, 2022

La Xunta valora sus medidas frente al alza de precios en el sector agroganadero y para acercar la liquidez a las explotaciones

  • José González recordó que el Gobierno gallego publicó ya en el DOG el anticipo de las ayudas de la PAC y que el Consello da Xunta ha aprobado la inyección de liquidez a las explotaciones por la vía de la financiación de circulante, entre otras medidas
  • Sobre el Pazo de Lourizán, el consejero insistió en pedir colaboración institucional -y también coherencia- a favor del mantenimiento y preservación de este edificio histórico

Santiago de Compostela, 15 de junio de 2022.- La Xunta aprobó y puso en marcha un completo paquete de medidas para paliar las consecuencias del alza de precios en el sector agroganadero y para acercar liquidez a las explotaciones. Así, el Gobierno gallego publicó en el DOG las ayudas para el anticipo de la PAC y además el Consello da Xunta ha aprobado la inyección de liquidez a las explotaciones, por la vía de la financiación de circulante. La mayores, entre otras medidas, también se demandó al Banco de España la concesión de una moratoria de un año por parte de las entidades financieras en el pagado de las amortizaciones de los préstamos a largo plazo que tienen vivos en el sector agroalimentario.

Todas estas iniciativas fueron puestas en valor esta tarde en el Parlamento por el consejero de en medio Rural, José González, en respuesta a una pregunta sobre esta cuestión. En su intervención, el consejero remarcó la presión negociadora -constante, intensa y productiva- realizada desde Galicia sobre el Gobierno Central para instar al cumplimiento de la Ley de la cadena alimentaria y para frenar la situación xeralizada de venta a pérdidas que vive el sector.

Una situación que la Xunta constató mediante su respectivo estudio sobre los costos de producción en el vacuno de leche y de carne, segundo expuso González. Así, en el primero caso, la Consellería presentó ya en febrero pasado un informe -elaborado por y para el sector, tal como destacó el consejero- sobre la situación en el sector lechero y, en el que alcanza al cárnico, se viene de presentar un estudio semejante.

Así, destacó González, desde el momento en que la Consellería tuvo constancia de esta situación de venta a pérdidas, su pretensión fue no solo la de alertar sino también la de movilizar al Gobierno Central, así como la de actuar de inmediato, a través de las medidas a corto plazo. En este sentido, el consejero trasladó que la Xunta va a complementar las ayudas directas al sector de vacuno de carne aprobadas por el Gobierno Central, que calificó como insuficientes.

Además, González advirtió que estas medidas urgentes, así como las ayudas directas, son totalmente necesarias, pero requieren también acciones a medio y largo plazo. Entre ellas, recalcó, las que puso en marcha la Xunta. Medidas como el Observatorio de la cadena alimentaria gallega, como organismo emisor de informes sobre la situación económica del sector primario gallego; el Servicio de la Cadena Agroalimentaria y Control de Prácticas Comerciales Desleales, que asume las funciones de la Agencia de Información y Control Alimentario de Galicia para dar cumplimiento a los deberes de la Ley de la cadena alimentaria, singularmente la prohibición de la venta a pérdidas y el Observatorio lácteo, donde se escenificará la relación entre los los eres de esta cadena de valor.

Pazo de Lourizán
En respuesta la otra pregunta sobre la situación del Pazo de Lourizán, el consejero insistió en pedir colaboración institucional -y también coherencia- a favor del mantenimiento y preservación de este edificio histórico. Recordó que la Diputación de Pontevedra, titular del inmueble, tuvo la oportunidad en 2017 de aceptar una propuesta de Ence que suponía una aportación de hasta cinco millones de euros a fondo perdido para la restauración de estas instalaciones, pero el ente provincial se negó a asumirla y cambió de postura frente a la cantidad ofertada.

Sin embargo, señaló González, la Xunta actuó realizando obras de mejora de las condiciones de conservación del pazo, incluso antes de conocer el contenido y alcance de la sentencia judicial que instaba a la preservación del edificio. En este sentido, trasladó que se firmó en julio de 2021 el encargo para la ejecución de las obras, con una inversión de más de 208.000 euros.

Por eso, remarcó el consejero, es evidente a buena fe y el compromiso de la Xunta a favor del cuidado de este espacio. Un compromiso que se materializó por medio de actuaciones como la reposición de la cubierta de loseta y retellado puntual, la limpieza de canalóns y bajantes, el relevo de canales y gárgolas de plomo por zinc o la limpieza e impermeabilización de terrazas. También, con el relevo de lucernario, la impermeabilización de carpintería o la instalación eléctrica.

Artículos relacionados

- Advertisement -spot_img

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com