Volver arriba

«Recogemos datos para producir una leche mejor»
José Carlos Vega | Presidente de AFRICOR Lugo

marzo 27, 2018
Desde la revista AFRIGA queremos destacar la labor de las asociaciones y entidades encargadas de controlar el rendimiento de las vacas, así como su evolución genealógica. Se trata de órganos especializados que, aunque tal vez no resulten muy conocidos, desarrollan desde hace décadas una labor indispensable en el ámbito de la producción de leche, contribuyendo de manera determinante a la mejora de la cabaña. Hablamos en este número con José Carlos Vega Rodríguez, presidente de la Asociación Frisona de Control de Rendimientos —AFRICOR— en Lugo, presidente de la Federación Frisona Galega —FEFRIGA—, y secretario de la Confederación de Asociaciones de Frisona Española —CONAFE—.

Fotos: Jose Santiso


AFRICOR Lugo lleva veintiséis años desarrollando programas de control de leche y de mejora genética de la raza de vacuno con la que operan. Gracias a su vigilancia sobre el estado de la cabaña y de la leche producida, su labor repercute tanto en los ganaderos y ganaderas como en los consumidores.

Para que todos lo entiendan, ¿podrías explicarnos qué es AFRICOR, cómo os organizáis y qué servicios ofrecéis?

En cada provincia gallega existe una AFRICOR y, entre las cuatro, conformamos la Federación Frisona Galega —FEFRIGA—. Se trata de asociaciones de ganaderos que forman parte de un programa continuo para el análisis de la leche y, sobre todo, para la mejora genética de la cabaña de raza frisona. En el caso de Lugo somos unas 1.480 explotaciones, que trabajamos con alrededor de 90.000 vacas reproductoras, lo que supone la mitad del total de Galicia. Contamos con cincuenta empleados, de los cuales cinco desarrollan tareas administrativas y el resto se encargan de visitar las granjas y realizar los análisis de campo.

Los datos recopilados se sirven en una doble dirección: por un lado a las ganaderías, para que dispongan de toda la información sobre su rebaño, y por otro a la Consellería do Medio Rural de la Xunta de Galicia, para que tenga conocimiento de la situación. Además, estamos integrados en la Confederación de Asociaciones de Frisona Española —CONAFE—, lo que permite un cruzamiento de datos continuo. Esta información se utiliza en los registros de control lechero, así como en el libro genealógico de la raza.

Todas estas entidades —AFRICOR, FEFRIGA y CONAFE— cuentan con un funcionamiento regulado por ley. En el caso de AFRICOR Lugo, la junta directiva está compuesta por siete personas elegidas en sus municipios de origen. La directiva se reúne siempre que la situación lo requiera y, como mínimo, celebramos una asamblea de socios al año.

Ofertamos servicios adicionales como, por ejemplo, la organización de concursos y subastas de ganado frisón. Igualmente, contamos con un servicio de apareamiento para que los ganaderos puedan escoger los mejores cruzamientos para el rebaño desde el punto de vista genético. También estamos abiertos a ofrecer nuestros servicios a explotaciones de otras razas, aunque no es lo habitual porque aún non disponen de historiales genéticos.

En todo caso, es muy importante puntualizar que AFRICOR no tiene detrás a ninguna empresa que trate de comercializar sus servicios y/o productos, por lo que nuestro trabajo es independiente al 100%.

José Carlos Vega, Presidente de AFRICOR Lugo, con Juan Francisco Novo, presidente de AFRIGA

¿Qué aporta AFRICOR a los ganaderos?

Nos encargamos de recoger datos para producir una leche mejor con unas vacas idóneas desde el punto de vista genético. Por lo tanto, principalmente les aportamos información exhaustiva sobre el estado de sus vacas y sobre las características de la leche que producen.

Debe tenerse en cuenta que visitamos las explotaciones como mínimo una vez al mes, procurando que la visita se realice en las mismas fechas. En ellas registramos todo lo que afecta tanto al rebaño —bajas, partos, abortos, nacimientos, longevidad de los animales, etc.—, como a la leche —cantidad de grasa por litro, de proteína, de células somáticas, etc.—.

Los técnicos siguen protocolos muy regulados y acogidos a las normas de calidad y control impulsados por la Unión Europea: somos muy conscientes de que, cuantos más datos recopilemos, más efectivo será nuestro trabajo y más se beneficiarán las granjas de él.

A los ganaderos principalmente les aportamos información exhaustiva sobre el estado de sus vacas y sobre las características de la leche que producen.

Por lo que comentas, la mejora genética es una de las claves de la información que recogéis…

Por supuesto, es un eje fundamental. Buena parte de los datos que recopilamos tiene por objetivo que la raza sea lo más idónea posible, tanto desde el punto de vista sanitario como del de su aptitud para la producción láctea.

Desde hace unos años contamos con una herramienta ideal, la predicción genómica. Sin entrar en aspectos excesivamente técnicos, podemos decir que este método consiste en realizar un análisis genético de cada animal, de manera que puedan conocerse sus características futuras. Es decir, tomando como referencia sus ascendientes y sus genes, tenemos la posibilidad de saber, con un porcentaje de más del 90%, cuáles van a ser sus características cuando sea adulto.

Esto permite elegir los mejores ejemplares, ya sea para producir leche o para ejercer de sementales. Y, para lograrlo, resulta imprescindible que recojamos la máxima cantidad posible de información.


—ARTÍCULO COMPLETO DISPONIBLE EN AFRIGA #134—

—Accede a todos los contenidos de la revista—

Inicia sesión regístrate
https://www.selitel.es/ Fonteboa — Centro de Promoción Rural — EFA
Lee el último número