Volver arriba

«As xentes do leite»: el retrato justo y necesario de todo un sector
José Luis Míguez | Veterinario, fotógrafo y actor

junio 4, 2018
La obra fotodocumental del veterinario, fotógrafo y actor José Luis Míguez, As xentes do leite es, ante todo, un canto coral de toda la gente que se mueve en torno a la producción lechera en Galicia. Un canto destinado a ser escuchado fuera de este sector, y que pretende hacer visible al resto de la sociedad una realidad que está ahí, pero que normalmente se desconoce. Nos encontramos con el autor en Santiago de Compostela a finales de abril.

Texto: José Ramón Anido
Fotos: José Luís Míguez / Jose Santiso


En cuanto uno hojea un poco el libro es fácil advertir que hay un propósito, que no se trata sólo de un álbum de fotografías…

Pues sí. Cuando empecé a trabajar en el proyecto, lo que realmente tenía en mente era hacer una exposición itinerante y eso influyó en el tratamiento que di a las fotos, desde un punto de vista técnico, que luego si quieres comentamos. Me parecía que una exposición cumpliría el objetivo de poner de manifiesto la fractura que existe entre el mundo rural y el urbano, de mostrar el contraste entre lo que hay detrás de un litro de leche y la indiferencia con que un urbanita lo coge distraídamente del lineal de un supermercado. Pero no es una obra cerrada, es un proyecto ampliable. El libro esta ahí, es una realidad gracias al apoyo de la Consellería de Medio Rural, de Inleit y del Concello de Curtis. El Alcalde de Curtis, Javier Caínzos, entendió el significado de este proyecto y me ha apoyado desde el principio.

Revista AFRIGA — Entrevista — José Luis Míguez, As xentes do leite
«Valoramos la morfología para mejorar la funcionalidad más noble: producir leche». Domingo. Calificador

Un libro con un tema central, la leche, en el que no aparecen las vacas…

Y eso es deliberado: quise dejar a un lado las vacas y centrarme en la gente, en las personas. Las vacas no aparecen, aunque se intuye que están ahí. Pero como decía, quise centrarme en la gente, en poner cara y voz a la mayor parte de los oficios que pisan los establos, que entran y salen con asiduidad de las granjas para ayudar a producir leche. Y son muchos, entre directos e indirectos. Una cifra que asombra y que es desconocida, a veces incluso para los propios protagonistas del libro. Al hacer las fotos escuché cosas como «pues tienes razón, no había caído en que una buena parte de nuestros clientes son ganaderos» o «nunca me había parado a pensar que yo formaba parte del sector lechero». No son conscientes de pertenecer al mundo de la leche y sin embargo son parte de él. El ganadero es la punta del iceberg de un entramado económico muy complejo y que sigue desarrollándose.

Quise dejar a un lado las vacas y centrarme en la gente, en las personas, en poner cara y voz a la mayor parte de los oficios que ayudan a producir leche. Una cifra que asombra y que es desconocida.

Una foto y una única frase que la acompaña…

Sí, yo les planteaba la foto, cómo quería hacerla y luego les pedía que me diesen un pie de foto, algo que se llevaran para ellos relacionado con su trabajo, con su dedicación, algo cotidiano, del día a día, que se llevaran con ellos a casa. Para mí, lo bonito del libro es que cada foto, por sí sola, no tiene un mensaje intencionado. Empieza a tenerlo con el pie de foto, y es el conjunto de todos los rostros lo que define el mensaje. He prescindido también de los apellidos y de las titulaciones académicas, solo el nombre y la dedicación, con el objetivo de acentuar ese aspecto coral que es lo que en el fondo busco.

Revista AFRIGA — Entrevista — José Luis Míguez, As xentes do leite
«Hago lo que me gusta, pero ser ganadera son 365 días al año, con los animales y con la casa». Sila. Ganadera

Siguiendo con las «frases», me parece observar en ellas, por un parte, un punto de admiración hacia al ganadero en su calidad de empresario…

Indudablemente. «Gracias a los ganaderos trabajamos nosotros», «Si el ganadero para, nosotros cerramos»… El proceso de modernización y especialización que está abordando el sector exige inversiones enormes. El inmovilizado de cualquier explotación de tamaño medio asusta, y toda esa inversión solo vale para producir leche. Pero producir leche no es coser y cantar: a veces digo que dirigir una explotación es como salir a pescar y encontrarse un temporal cada día. Es un mundo muy duro, y todo en un contexto de márgenes muy escasos, de presiones medioambientales, sanitarias, de bienestar animal, de falta de tierra, etc. Y hay más, antes todo el mundo saltaba a la misma comba pero ahora los cambios se aceleran. Intensivo, pastoreo, ecológico, queserías, productos de proximidad… Va todo muy rápido y parece que después de una novedad ya viene la siguiente, no tienen tiempo para respirar y asumir las cosas.


—ARTÍCULO COMPLETO DISPONIBLE EN AFRIGA #135—

En la entrevista completa, José Luis Míguez profundiza en la exigencia que implica trabajar en el sector lácteo, y nos habla de sus proyectos de futuro, de los aspectos técnicos de su fotografía y de su faceta de actor. Además, en la revista se incluyen algunas de las fotografías que forman parte del libro As xentes do leite.


—Accede a todos los contenidos de la revista—

Inicia sesión regístrate
https://www.selitel.es/ https://www.deheus.es/ Fonteboa — Centro de Promoción Rural — EFA
Lee el último número