17.6 C
Galicia
viernes, junio 14, 2024

La Xunta destaca que la ley de calidad alimentaria cerrará su marco normativo que impulsa también las estrategias de recuperación y prevención en el rural

  • José González señaló que este ciclo se completa -bajo el paraguas de la planificación- con la Ley de recuperación de la tierra agraria, con la futura norma de lucha integral contra los incendios, con el Plan Forestal y con las estrategias sectoriales de la leche, el vino y la carne
  • Definió la ley como elemento clave en la apuesta de la Xunta por la calidad de nuestras producciones y que “consolidará en los comprados, y con todas las garantías para los consumidores, los alimentos producidos, elaborados y comercializados en Galicia”
  • Indicó que es preciso acometer una adaptación de la normativa a la situación actual, teniendo en cuenta los cambios en la producción y comercialización alimentaria, la incorporación de nuevas tecnologías o el incremento de los intercambios entre países
  • Destacó que con esta norma Galicia se convertirá en la primera autonomía que regula una certificación de sostenibilidad para la producción alimentaria y que se fomentarán más garantías y controles en la elaboración y en la comercialización

Santiago de Compostela, 21 de noviembre de 2023.- La Ley de la calidad alimentaria de Galicia “cerrará el ciclo de nuestro marco de ordenación y normativo para lo rural gallego, que nos permite avanzar en las líneas estratégicas de la recuperación, la prevención y la propia calidad”. Así lo señaló el conselleiro del Medio Rural, José González, en el Pleno del Parlamento, con motivo del debate de toma en consideración de esta norma.

Segundo explicó González, este ciclo se completa -bajo el paraguas de la planificación- con la Ley de recuperación de la tierra agraria, en vigor desde mayo de 2021 y que favoreció la movilización de alrededor de 10.000 hectáreas, y con la futura Ley de lucha integral contra los incendios forestales, en la que se está trabajando en estrecho contacto con los profesionales de este campo. Al mismo tiempo, en este contexto normativo y de planificación, el conselleiro situó también la revisión del Plan Forestal de Galicia o las estrategias sectoriales que la Xunta puso en marcha para lo lácteo, el vino y la carne.

En relación con la Ley de la calidad, el titular de Medio Rural definió esta norma como un elemento fundamental en la apuesta del Gobierno gallego a favor de la calidad de nuestras producciones y que contribuirá a “terminar de consolidar en los diferentes mercados, y con todas las garantías para los consumidores, los productos alimentarios producidos, elaborados y comercializados en Galicia”.

A La hora de desgranar los contenidos de la ley y defender su pertinencia, el conselleiro empezó indicando que se trata de “actualizar y de mejorar un marco normativo que data de 2005 y que hace falta adaptar a la nueva realidad”. Así, añadió que es preciso acometer una adaptación de la normativa a la situación actual, teniendo en cuenta los cambios experimentados en la producción y comercialización alimentaria, la incorporación de nuevas tecnologías y formas de comercialización, así como el incremento de los intercambios entre países.

Galicia, pionera en la certificación de sostenibilidad alimentaria
En esta línea, José González destacó que, gracias a esta norma, Galicia se convertirá en la primera comunidad autónoma que regula una certificación de sostenibilidad para la producción alimentaria. Será -destacó- pionera en esta materia, con un sistema totalmente voluntario y fácilmente reconocible para aquellos productos que respeten escrupulosamente el medio ambiente, la propia calidad y la seguridad alimentarias, así como la protección de los trabajadores y de la ciudadanía y una renta adecuada para los diferentes los eres de la cadena de valor, con especial atención a los operadores primarios.

Al tiempo, el conselleiro trasladó que la nueva norma fomentará más garantías, mayores controles de calidad y un especial cuidado en el proceso de producción y comercialización de los productos. Para esto, dijo también, se ahondará en la profesionalización de los consejos reguladores que, precisamente, adquieren especial relevancia por su labor de protección, fomento y desarrollo de la producción amparada por los distintivos de calidad diferenciada.

Así, estos órganos se habían constituido como entidades de gestión de figuras de protección de la calidad diferenciada –especialmente los de menor tamaño–. Tendrán que presentar un plan de promoción de la figura de protección de la calidad diferenciada que gestionen, fijando objetivos y estrategias. Esto permitirá, además, contribuir a la delimitación entre calidad estándar -relacionada con el cumplimiento de normas obligatorias- y calidad diferenciada -vinculada con normas de carácter voluntario-.

Refuerzo de la participación del sector
Por otra parte, González apuntó que la futura ley reforzará también la participación del sector, con novedades como la creación del Consejo Alimentario de Galicia y la Mesa de la Calidad Alimentaria Diferenciada de Galicia. Así, el primero se encargará de asesorar sobre los planes estratégicos y proyectos normativos, formulará propuestas para la mejora de la actividad económica, del empleo y de la formación en el sector y propondrá líneas de investigación y estudio. El segundo tendrá -entre otras funciones- las de proponer actuaciones de promoción de la calidad, garantizar la participación de los sectores representativos de la calidad alimentaria diferenciada o identificar tendencias del comprado.

Otro aspecto novidoso destacado por el conselleiro tiene que ver con el refuerzo de la apuesta por la compra o contratación pública verde de productos alimentarios con un impacto ambiental reducido. De esta forma, se dará prioridad a productos de cooperativas agrarias, de organizaciones con un 50 % o más de mujeres asociadas o de personas con diversidad funcional o en riesgo de exclusión social. En esta línea, González avanzó que, para efectuar esta compra pública socialmente responsable, la Xunta publicará una guía de procedimiento, en la que se recogerán las condiciones o criterios sociales, ambientales y de calidad alimentaria que resulten acomodados y guarden vinculación con el objeto del contrato.

Adaptación a la realidad
A mayores, el conselleiro subrayó que la nueva norma hace una profunda revisión del catálogo de infracciones y del procedimiento sancionador, adecuándolo a la realidad actual y teniendo en cuenta, entre otras cuestiones, el cada vez mayor volumen de ventas a través de páginas web y mediante el comercio electrónico. En este sentido, José González apostó por ser “totalmente rigurosos con los controles de las producciones” para salvaguardar la calidad y porque -advirtió- “los productos de calidad diferenciada son puntales de la riqueza generada en Galicia y cualquier esfuerzo es poco para lograr que adquieran una nueva dimensión”.

En su intervención en el Pleno, el titular de Medio Rural agradeció además a los diferentes grupos parlamentarios sus aportacións para lo cual resta de tramitación de la ley, así como las diversas aportaciones del sector. En relación con estas últimas, puso en valor el hecho de que durante el trámite de audiencia se habían presentado más de un ciento de alegatos, de las que hasta 86 se tuvieron en cuenta e implementaron en el cuerpo de la norma.

Artículos relacionados

- Advertisement -spot_img

ÚLTIMOS ARTÍCULOS