12.5 C
Galicia
jueves, mayo 30, 2024

Mujeres rurales y del mar solicitan la colaboración de los grupos parlamentarios para impulsar herramientas que atiendan las necesidades de ambos colectivos

  • FADEMUR/FADEMUR Galicia y Mujeres Saladas se reunieron esta mañana con los representantes de PSdeG y BNG en la Cámara gallega

Santiago, 13 de junio de 2023– FADEMUR/FADEMUR Galicia y Mujeres Saladas se reunieron este martes con los grupos parlamentarios de PSdeG y BNG para solicitar su apoyo a las demandas y necesidades específicas de las mujeres rurales y del mar. Dos colectivos que precisan de la implicación decidida y del compromiso de las administraciones para finalizar con la hendidura de género que aún pervive en ellos y garantizar la igualdad. Así se lo trasladaron las representantes de ambas entidades a los diputados socialistas y nacionalistas, después de que el Partido Popular desatendiera la solicitud de reunión que le fue remitida a la vez que a las de las demás formaciones con representación en el Parlamento de Galicia.

Fondo descontento por la dejadez mostrada por la Xunta de Galicia ante las problemáticas de las mujeres rurales y del mar y por la oportunidad perdida en la que la administración autonómica ha convertido el Estatuto de la Mujer Rural y del Mar. Así puede resumirse el sentir de las dos entidades de ámbito autonómico que engloban un mayor número de mujeres nos sus respectivos campos respeto al breve capítulo incluido en la Ley de Igualdad con el que la administración autonómica despacha sus reclamaciones. Un texto superficial y carente de propuestas concretas que dedica apenas unas genéricas 12 páginas a las necesidades de dos colectivos con realidades y necesidades diferentes, que deben ser atendidas con rigor y de manera individual.

Tanto el Estatuto de la Mujer Rural con rango de ley que venía demandando FADEMUR/FADEMUR Galicia como el Observatorio de Igualdad en el sector pesquero reivindicado por Mujeres Saladas recibieron el apoyo unánime del Parlamento de Galicia; el primero en octubre de 2021 y el segundo en marzo de 2022. Sin embargo, la herramienta para analizar y establecer diagnósticos y #medida correctoras que contribuyan a mejorar la situación de las gallegas que trabajan en el mar sigue sin figurar por lado ninguno. Mientras que el Estatuto reivindicado por las mujeres rurales se ha visto reducido a un breve título de la Ley de Igualdad pragado de lugares comunes y que nada aporta.

El hecho de que ni la Consellería de Medio Rural ni la del Mar hayan sido parte en la elaboración de un texto que a la fuerza debe tener en cuenta cuestiones sectoriales da buena muestra del escaso interés de la Xunta por impulsar las herramientas útiles y efectivas que demandan las mujeres de ambos colectivos. En ese sentido, recuerdan que la igualdad en sectores profesionales y ámbitos territoriales como los que están aquí en cuestión requieren de un enfoque transversal riguroso, que tenga en cuenta a complejidad de las problemáticas existentes e involucre a todos los departamentos implicados.

La Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales de Galicia lamenta que el aislamiento y la falta de servicios que lastran la igualdad en el rural y que se traducen en una preocupante tendencia hacia la masculinización, el envejecimiento y el abandono; problemas capitales para el mantenimiento de un rural vivo e igualitario; nen siquiera se mencionen en el texto aprobado por la Xunta. Igualmente, considera insuficiente a análisis elaborado por la Consellería y la escasa concreción de las medidas propuestas, que no abordan temáticas prioritarias como la promoción efectiva de los recursos socioculturales, asistenciales, sanitarios y educativos; el ánimo a la profesionalización de los cuidados y la creación de servicios de cercanías y herramientas concretas para el fomento de la corresponsabilidad y la lucha contra la violencia machista.

Tampoco Mujeres Saladas está satisfecha con un texto que no recoge necesidades capitales para las trabajadoras del mar y que ignora la realidad de las mismas, que solo pueden ser analizadas a partir de estudios globales de carácter tanto cualitativo cómo cuantitativo, que tengan en cuenta situaciones sutiles no documentadas pero asentadas en la estructura social de la costa rural gallega. En ese sentido, la organización apunta la necesidad de incorporar el enfoque de género a la Ley de Cofradías. Un texto obsoleto que no presta atención a la realidad de las numerosas mujeres que actualmente trabajan en el sector pesquero y marisquero ni aporta garantías en el que a la paridad en la composición de los órganos directivos se refiere.

 

Artículos relacionados

- Advertisement -spot_img

ÚLTIMOS ARTÍCULOS