Volver arriba

RECOMENDACIONES DE LA INLAC

septiembre 30, 2019

Aunque el verano va acercándose a su final, el innegable cambio cimático hace que aún nos queden po delante bastantes semanas de un calor que hace décadas resultaría inexplicable.
Por eso, adjuntamos esta nota de prensa que nos hacen llegar desde la Interprofesional Láctea (INLAC) para combatir el calor, refrescarse y nutrirse de la mejor manera:

Falta de apetito en verano: por qué se produce y cómo solucionarlo con productos lácteos

Más tiempo libre, cambios en la rutina, días más largos, desórdenes en la dieta influyen en la falta de hambre.

En verano, la leche está entre una de las mejores fuentes de hidratación, compuesta en un 90% por agua.

Los lácteos, al ser alimentos de elevado valor nutricional, tienen especial valor en individuos con poco apetito, pues son fáciles de consumir y aportan cantidades elevadas de nutrientes, con poco esfuerzo y con un aporte de nutrientes valioso en ancianos, niños, enfermos…», destaca Rosa María Ortega, Doctora en Farmacia.

Cuando llega el verano y las temperaturas aprietan, el cuerpo deja de necesitar más energía para regular su temperatura y las ganas de comer algo sólido disminuyen, por eso muchos recurren a los líquidos para refrescarse y nutrirse. Factores como la temperatura ambiental, días más largos, más tiempo de ocio y desórdenes en la dieta afectan a nuestro apetito. En ese contexto, cuando la demanda de alimentos disminuye, la leche y los productos lácteos pueden convertirse en nuestros aliados ayudándonos a cubrir las necesidades nutricionales y de la hidratación que exige una época tan exigente como la estival.

En verano, la leche, compuesta en un 90% por agua, está entre una de las mejores fuentes de hidratación y facilita la absorción de agua y electrolitos de forma constante en el tiempo. La leche desnatada y la leche entera ocupan la segunda y tercera posición de bebidas con mejor índice de hidratación (BHI).

 

El consumir lácteos forma parte de las pautas aconsejadas para lograr una buena situación nutricional, que permite mantener y mejorar la salud.

 

«El consumir lácteos forma parte de las pautas aconsejadas para lograr una buena situación nutricional, que permite mantener y mejorar la salud, esto es aplicable a todas las épocas del año, también al verano. El consumo aconsejado es tomar 2-4 raciones de lácteos (en función de la edad, actividad y situación fisiológica) y esta pauta de carácter general se manteniene en verano», destaca Rosa María Ortega, integrante del comité científico.

La Doctora en Farmacia también apunta que algunos lácteos como la leche o el yogur pueden ser fuente de líquido y ayudar en la rehidratación. «La leche es fuente de proteímas, de calcio, vitaminas B2, C, zinc, fósforo, potasio… por lo que ayudan en la rehidratación y en la mejora nutricional», añade Ortega.

Sobre INLAC

INLAC es la organización interprofesional que engloba a todo el sector lácteo de España –FENIL, ASAJA, COAG, UPA y Cooperativas Agro-Alimentarias de España- y su principal función es velar por la sostenibilidad de la cadena de valor del sector lácteo de vaca, oveja y cabra.


 

LEE LA REVISTA AFRIGA #140

 

https://www.selitel.es/ Fonteboa — Centro de Promoción Rural — EFA
Lee el último número