25.9 C
Galicia
domingo, abril 14, 2024

Revolución en la ganadería española con la identificación electrónica animal

  • La implementación de dispositivos electrónicos transformará la gestión y trazabilidad de la población ganadera, aunque surgen incertidumbres sobre sus costos adicionales para los ganaderos.

La implementación de un sistema de identificación electrónica revolucionará la forma en que se rastrean y gestionan los datos de los animales de granja en España. A partir del próximo año, los terneros que nazcan estarán equipados con un pendiente electrónico, complementando el sistema actual de identificación mediante crotales visuales. Estos dispositivos electrónicos permitirán un reconocimiento más eficiente y preciso de cada miembro del rebaño, facilitando la trazabilidad y el control de la población ganadera.

La nueva normativa, que inicialmente estaba programada para entrar en vigor el primero de julio, ha sido pospuesta hasta principios del próximo año. Esta prórroga ha sido acordada entre las comunidades autónomas y el Ministerio de Agricultura, con el fin de permitir el tiempo necesario para la implementación del nuevo sistema y la adjudicación de los contratos para la fabricación y suministro de los dispositivos electrónicos.

Aunque el sistema de identificación electrónica representa un avance significativo en términos de eficiencia y precisión, aún existen incertidumbres sobre su costo y su impacto en los ganaderos. Si bien el nuevo sistema de identificación seguirá siendo gratuito para las explotaciones, el costo de los duplicados y los dispositivos electrónicos adicionales aún no se ha determinado. Los ganaderos temen que estos costos adicionales puedan ser significativos y afectar la viabilidad económica de sus operaciones.

Además de los terneros, la nueva normativa también afectará a otras especies ganaderas, como ovinos, caprinos, cerdos y équidos. Cada una de estas especies tendrá requisitos específicos de identificación, que van desde pulseras electrónicas hasta dispositivos inyectables o crotales electrónicos. Asimismo, los titulares de explotaciones apícolas deberán identificar cada colmena de forma legible y visible, utilizando marcas indelebles.

Una de las novedades más destacadas de la normativa es la obligatoriedad de identificar a especies como camélidos, cérvidos y psitácidas, como loros o periquitos. Para estas especies, se establecen métodos de identificación específicos, como anillos en las patas o dispositivos inyectables. Esta medida tiene como objetivo mejorar la gestión y el control de estas poblaciones, así como prevenir posibles riesgos para la salud pública y el medio ambiente.

Por último, la normativa también establece requisitos para el transporte de animales fuera de las explotaciones. Todos los dispositivos de transporte deberán estar precintados física o electrónicamente, y solo podrán abrirse mediante la destrucción del precinto. Esto garantizará la integridad y la trazabilidad de los animales durante su transporte.

En resumen, la nueva normativa de identificación electrónica de animales representa un paso importante hacia adelante en términos de trazabilidad y control de la población ganadera en España. Si bien presenta desafíos y costos adicionales para los ganaderos, se espera que a largo plazo mejore la eficiencia y la seguridad del sector ganadero en su conjunto.

Artículos relacionados

- Advertisement -spot_img

ÚLTIMOS ARTÍCULOS