Volver arriba

Las vacas fantasma holandesas

junio 4, 2018
Después del escándalo de los huevos con fipronil, un insecticida no permitido en la cadena alimentaria, y del fraude y tráfico ilegal de estiércol, Holanda vuelve a dar la nota con el fraude de las vacas fantasma, con consecuencias que van más allá de la mera anécdota.

José Ramón Anido


En qué consiste el «fraude de las vacas fantasma»

En Holanda, como en cualquier otro país europeo, no hay límites a la producción de leche tras el fin de las cuotas, pero tienen un Plan de Reducción de Fosfatos, del que luego hablaremos, que limita el número de vacas por establo desde principios de 2017. Para el cálculo de la «cuota fosfato» de cada establo, una vaca parida se considera 1 unidad de ganado, y una novilla 0,5 unidades. El fraude consiste en registrar los terneros/as nacidos de primerizas como nacidos de otras vacas adultas ya paridas —que tendrían asignados entonces partos gemelares o triples—, con lo cual las primerizas paridas oficialmente no han parido, y siguen contando como 0,5 unidades. Es decir, no se sobrepasa el número de vacas permitido a la explotación pero aumenta la producción de leche, pues los partos son reales aunque no figuren en los papeles. En definitiva, el establo «parece» más pequeño —en los papeles—, o que tiene menos efectivos de los que en realidad tiene, al menos por un tiempo.

El fraude consiste en registrar los terneros/as nacidos de primerizas como nacidos de otras vacas adultas ya paridas.

El fraude fue detectado en el pasado mes de enero, cuando las autoridades holandesas comprobaron que 2.000 explotaciones declararon haber tenido un 10 % o más de partos gemelares o múltiples, y otras 5.700 entre un 5 y un 10 % durante 2017. Hasta ahora el número de partos gemelares o múltiples era del 3-5 %.

Reacción de las autoridades holandesas

La ministra holandesa de agricultura, Carla Shouten, ha declarado que «cualquier forma de fraude es inaceptable y será tratada con dureza. Tenemos que evitar que las explotaciones que cumplen las reglas se conviertan en víctimas de aquellos que manipulan el sistema», y ha añadido que «los animales que no puedan ser identificados con una certeza razonable, serán considerados no aptos para el consumo». Las autoridades holandesas han inmovilizado en sus establos el ganado de esas 2.000 explotaciones bajo sospecha, aunque la investigación continúa y las cifras pueden no ser definitivas. Han dicho también que los defraudadores se enfrentan a multas, a recortes en las subvenciones de la PAC, e incluso a procesos penales.

Un tema grave que perjudica al resto de productores europeos

Desde el año 2002 —ver gráfica— el rebaño holandés ha crecido un 17 % (+257.000 vacas), lo que ha dado lugar a que la producción de leche se incrementase en un 38 %. La mayor parte de estos incrementos se han dado a partir del 2006 y especialmente en la primera campaña post-cuotas (2015/2016).

Revista AFRIGA — El fraude de las vacas fantasma holandesas

Entre principios de 2014 y mediados de 2016, la UE-28 produjo un excedente de 10 millones de Tm de leche que contribuyeron a desestabilizar los mercados europeo y mundial. Buena parte de ese excedente tuvo que ser intervenido y almacenado por la UE, y pesó fuertemente en la caída de los precios. 2 millones de Tm de ese excedente correspondían a Holanda.

Con el fraude no solo incumplen la normativa comunitaria para efluentes contaminantes, sino que continúan aumentando su producción en un mercado ya saturado como el actual.

Con el fraude ahora detectado, los ganaderos holandeses no solo están incumpliendo la normativa comunitaria para efluentes contaminantes, sino que continúan aumentando su producción en un mercado ya saturado como el actual, y perjudican por tanto al resto de productores europeos según han declarado diversas organizaciones.


—ARTÍCULO COMPLETO DISPONIBLE EN AFRIGA #135—

En el artículo completo se profundiza en la producción de las ganaderías holandesas, el «fraude del estiércol», el plan de reducción de fostatos y en las consecuencias de que las reglas de juego no sean las mismas para todos.


—Accede a todos los contenidos de la revista—

Inicia sesión regístrate
Fonteboa — Centro de Promoción Rural — EFA
Lee el último número